Concentraciones en toda España para condenar el último asesinato de ETA

  • La familia de Puelles dice que éste es un "héroe", no una "víctima más" de la banda terrorista.

Comentarios 1

España aún no ha salido del estupor causado por la muerte del inspector de la Policía Nacional asesinado por ETA, Eduardo Puelles. Por eso, la jornada ha estado llena de condenas, repulsas, concentraciones y actos de protesta, para manifestar, una vez más, el rechazo de la sociedad española a este tipo de actos. En una de las concentraciones, frente al Ayuntamiento de Arrigorriaga, la familia de Puelles aseguró que "no es una víctima más del terrorismo, sino un héroe por las libertades". Asimismo, numerosas personalidades políticas participaron en las distintas concentraciones convocadas por toda España.

Miles de personas se concentraron esta mediodía en las principales plazas y frente a los ayuntamientos de municipios de todo el país en señal de repulsa por el atentado perpetrado ayer por la banda terrorista ETA y que acabó con la vida del inspector de Policía Eduardo Puelles García.

Entre las personalidades que acudieron al acto de repulsa en Arrigorriaga, localidad donde vivía y donde fue asesinado Puelles, se encontraban el presidente del Senado, Javier Rojo; el lehendakari, Patxi López; la presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga; el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares; el presidente del EBB, Iñigo Urkullu; el secretario general de EB, Mikel Arana; la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín; la portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendia; el alcalde de Arrigorriaga, Alberto Ruiz de Azua; y la directora de la Oficina de atención a víctimas del terrorismo, Maixabel Lasa.

Durante la concentración, el hermano de la víctima, Josu Puelles, aseguró que su hermano "no es una víctima más del terrorismo, sino un héroe por la lucha por las libertades de este país". "Nadie somos conscientes de que detrás de la libertad de cada uno y de las libertades colectivas, hay un trabajo policial de la Policía Nacional, de la Guardia Civil, de la Ertzaintza, de los policías locales, que a veces la menospreciamos simplemente porque son cuerpos policiales y tenemos una idea arcaica de los mismos", señaló. 

De esta forma se erigía el hermano de la víctima como representante y portavoz del resto de la familia, para manifestar, además, que "están muy orgullosos" de su hermano, ya que "gracias a su labor profesional, que antepuso muchas veces a su propia familia, que a veces eso no se ve en los resultado policiales, detuvo o consiguió detener a numerosos terroristas asesinos, que nos intentan imponer con las armas sus ideas y sus idearios políticos". Josu concluyó su discurso reiterando que para él y para su familia, Puelles "es un héroe y no una víctima, y como tal ha muerto, y si alguien lo quiere poner en euskera, es un 'gudari nagusi". 

Del mismo modo, miles de ciudadanos expresaron también su repulsa al último atentado mortal de ETA en manifestaciones silenciosas convocadas en todo el país. Representantes políticos y ciudadanos acudieron a las principales plazas y sus consistorios en repulsa por el asesinato de Puelles.

El ministro de Fomento, José Blanco, aprovechó su participación en el acto de condena convocado en Santiago de Compostela, para señalar que los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado "acabarán derrotando" a la banda terrorista ETA, "cuyo destino único es entregar las armas". Asimismo, reiteró, en nombre del Gobierno de España, la condena "a la barbarie del terrorismo de ETA", por lo que ratificó "que el compromiso de las fuerzas democráticas de unidad y también el trabajo de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado acabarán derrotando a la banda terrorista ETA".

Por su parte, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, señaló que el atentado se ha producido en un escenario político "distinto" al de los anteriores asesinatos, lo que a su juicio, "desde el dolor profundo y desde la firmeza de actuar con todos los instrumentos del Estado de Derecho, atisba una esperanza de que el fin de ETA está mucho más próximo".

Barberá realizaba estas declaraciones tras haber presidido una concentración silenciosa en las puertas del Ayuntamiento de Valencia. Asimismo, la alcaldesa señaló que "en este camino todos juntos vamos a trabajar sin fisuras", pues tal y como señaló, "apoyamos al Gobierno de España y al de Patxi López para derrotar a ETA". Por otro lado, quiso dejar clara su condena más absoluta frente a esta "violencia asesina", y manifestó su "firmeza total para acabar con ella y derrotar al terrorismo". "ETA ha vuelto a sembrar el dolor en toda la sociedad española y especialmente en una familia que ha roto", señaló, y añadió: "ha roto una vida ejemplar, la de Eduardo Antonio Puelles, dedicada a luchar contra el terrorismo por defender la libertad de todos nosotros".

Mientras tanto, el presidente de UDC, Josep Antoni Duran, aprovechaba la rueda de prensa posterior al consejo nacional de la formación en Barcelona para lamentar el "vil y cruel" asesinato de Puelles y se mostró convencido de que la victoria final será para quienes están por la paz, "aunque la banda pueda ganar alguna batalla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios