Condena de 83 años de cárcel para el primer etarra juzgado tras el alto el fuego

  • Un tribunal belga autoriza la entrega de Zengotitabengoa, aunque sus presumibles recursos dilatarán su extradición

La Audiencia Nacional ha condenado a 83 años de prisión al ex jefe militar de ETA Gorka Palacios, el primero en ser juzgado en este tribunal tras el anuncio del alto el fuego de la banda el pasado 5 de septiembre, por el atentado cometido en julio de 2001 en Madrid en el que murió un policía nacional.

Así consta en la sentencia dictada por la sección cuarta de la sala de lo penal de este tribunal, que juzgó a Palacios tres días después del anuncio de ETA de cesar sus "acciones armadas ofensivas", y que ha impuesto esta pena al etarra por los delitos de asesinato terrorista por la muerte del agente Luis Ortiz de la Rosa, estragos y lesiones.

También, tal y como solicitaba el fiscal, le obliga a indemnizar con 300.506,05 euros a los herederos de la víctima de forma conjunta y solidaria con los ya condenados Aitor García y Ana Belén Egües y con 180.304 euros para uno de los heridos que quedó incapacitado para trabajar, así como una multa de 21.600 euros por 16 faltas de lesiones.

Los magistrados consideran probado que el ex dirigente etarra participó junto a los citados compañeros del comando Madrid y otras personas "no identificadas" en la elaboración del artefacto explosivo colocado en el coche-bomba que explotó frente a la delegación del Ministerio de Justicia en la calle Ocaña de Madrid el 10 de julio de 2001, y fue además quien recabó previamente toda la información del lugar para perpetrar el atentado.

Por otra parte, el Tribunal de Apelaciones de la ciudad belga de Gante confirmó ayer la entrega a España del presunto miembro de ETA Luis María Zengotitabengoa, al rechazar el recurso que presentó éste tras una decisión de un tribunal inferior. El tribunal ha confirmado la decisión de la corte de Brujas, que estipuló el 27 de agosto la entrega del detenido, señaló a Efe la portavoz de la fiscalía federal de Bélgica, Lieve Pellens.

A partir de ahora, la defensa tiene un plazo de 24 horas para interponer un recurso ante el Tribunal de Casación (equivalente al Tribunal Supremo en España).

El abogado de Zengotitabengoa, Piet de Pauw, dejó la sede de los tribunales federales de Gante sin hacer declaraciones a la prensa, pero Pellens dijo que "probablemente" habrá un recurso de defensa.

Si finalmente hay un recurso, el Tribunal de Casación tiene un plazo de 15 días para tomar una decisión.

En caso de rechazo de la apelación, la entrega del presunto etarra quedaría expedita y, si el recurso fuera aceptado, la cuestión volvería a tratarse en otro tribunal cuya decisión también podría ser apelada, según explicó Pellens.

Zengotitabengoa ha solicitado asilo político en Bélgica, pero el Ministerio del Interior -encargado de tramitar estas peticiones- no ha tomado aún una decisión sobre esta cuestión.

Zengotitabengoa continúa detenido en la prisión federal de Brujas, tras ser detenido el pasado 21 de agosto en la ciudad portuaria de Ostende, desde donde supuestamente intentaba pasar en un transbordador a Inglaterra.

El presunto etarra, de 29 años y natural de Durango (Vizcaya), tenía en vigor una orden europea de detención y entrega dictada por la Audiencia Nacional por su vinculación con el alquiler de una furgoneta cargada de explosivos, que fue interceptada el 9 de enero en un control rutinario en Bermillo de Sayago (Zamora).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios