Confebask denuncia que el "goteo" de extorsiones etarras no ha cambiado

  • La patronal vasca admite "cierto alivio" tras el anuncio de que cesan las "acciones ofensivas"

El secretario general de Confebask, José Guillermo Zubia, confirmó ayer que la tregua de ETA no ha supuesto un antes y un después en cuanto a la extorsión de la banda terrorista. Los empresarios vascos han seguido recibiendo en los últimos meses "un goteo exactamente igual que en épocas anteriores" de cartas de extorsión en las que la banda les exige cantidades de dinero a cambio de su libertad y su vida.

Varios empresarios recibieron en julio y en agosto misivas en las que ETA, en unos casos les pedían hasta 48.000 euros, y en otros les confirmaba como objetivos de la banda por no acceder al chantaje.

"A partir de este momento tanto usted como todos sus bienes se convierten en objetivo operativo de ETA, quedando en manos de nuestra organización el cuándo y el cómo actuar contra usted, un declarado enemigo de la lucha por la libertad de Euskal Herria", citaba una de las misivas.

Una situación que Zubía calificó de "aberrante" pese a que no haya atentados, porque pone sobre la mesa que existen ciudadanos "amenazados", y mientras un solo ciudadano esté amenazado "toda la sociedad lo estará" aseguró en una entrevista en Radio Euskadi. "Aquí no caben clasificaciones de ningún tipo", argumentó.

El secretario general de la patronal valoró el comunicado de ETA pero de forma somera, dejando que "los análisis los hagan los entendidos". Pese a todo indicó que "esperanza hay siempre y, fundamentalmente, cuando hay algo que ya implica un cierto alivio, que es esa confusa o difusa expresión de las acciones ofensivas". Pero por otra parte recordó que en el otro lado de la balanza está la amenaza permanente y el chantaje al que está siendo sometido el empresariado vasco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios