El Congreso no investigará al Rey porque iría contra la Constitución

  • El Monarca aboga en Chile por la solidaridad en Europa para salvar el proyecto de la UE

La Mesa del Congreso rechazó ayer la solicitud de que se constituya una comisión de investigación sobre la Casa Real, como habían solicitado la Izquierda Plural, ERC y BNG, por ser una iniciativa que va "en contra de la propia Constitución", según declaró la vicepresidenta de la Cámara, Celia Villalobos.

Villalobos, al término de la reunión del órgano de Gobierno de la Cámara, explicó a los periodistas que la decisión de rechazar esta comisión se ha adoptado por unanimidad y ni siquiera hubo que votar porque todos los miembros estaban "claramente" de acuerdo.

La Izquierda Plural, ERC y BNG solicitaron la semana pasada la creación de una comisión específica sobre la Casa Real para introducir medidas de transparencia y control en la Jefatura del Estado, sobre todo en sus cuentas.

Con esta iniciativa, los grupos proponentes querían acabar, según argumentaron, con el problema de "opacidad" y "falta de democracia" de la Monarquía con medidas de control parlamentario a sus actividades y sus cuentas.

Al tiempo, el Rey de España llegó en la madrugada del martes a Chile para efectuar una visita de trabajo de dos días que tiene un marcado carácter político y económico, durante la cual se reunirá con varios presidentes latinoamericanos y con la cúpula empresarial chilena.

El Monarca, a quien acompaña una selecta delegación de hombres de negocios de España y el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, llegó a Santiago procedente de Brasil, primera escala de esta gira por Sudamérica de don Juan Carlos.

El Rey afirmó que España posiblemente vive "el momento más difícil de la crisis" aunque "las cosas han empezado a mejorar", y advirtió de que Europa requiere austeridad y disciplina, pero, para salvar su proyecto político, necesitará además solidaridad y crecimiento. En un brindis antes del almuerzo de trabajo que ofreció en su honor en el Palacio de La Moneda el presidente chileno, Sebastián Piñera, el Monarca argumentó que el problema de Europa no es económico, sino político.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios