Corbacho rectifica y asegura que saldrá del Gobierno después de la huelga

  • El ministro de Trabajo da marcha atrás en su idea de dejar la cartera cuando el PSC haga públicas sus candidaturas · Montilla descarta celebrar las elecciones catalanas en un día laborable

Comentarios 1

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, mostró ayer su deseo de continuar como ministro el día 29 de septiembre, cuando tendrá lugar la huelga general convocada por los sindicatos.

Corbacho aseguró que, salvo que el presidente del Gobierno disponga lo contrario, el 29-S quiere compartir la "responsabilidad" de ministro con el resto del Gabinete.

Según el ministro, el abandono de su actual responsabilidad para formar parte de la candidatura del PSC al Parlamento catalán se producirá, como máximo, cuando la Junta Electoral proclame las listas.

Asimismo, aseguró que no vuelve al PSC como una individualidad, sino a trabajar en el "proyecto colectivo" liderado por el actual presidente de la Generalitat, José Montilla, y reconoció que las próximas elecciones autonómicas serán un "partido duro", utilizando el símil futbolístico.

"Las listas se proclaman 28 días después de la convocatoria de las elecciones", explicó Corbacho, "desde hoy hasta entonces mi salida del Gobierno se producirá cuando el presidente lo disponga". Aun así, "espero estar de ministro el 29-S porque ese día quiero compartir la responsabilidad de ministro con el conjunto de compañeros del gabinete", afirmó el titular de Trabajo.

Corbacho restó protagonismo a su regreso a la política catalana y aseguró que lo que le "importa" es trabajar en el proyecto colectivo del PSC, "y por tanto a disposición permanente del presidente de la Generalitat, primer secretario y candidato nuestro a las próximas elecciones".

También reconoció que la cita electoral será un "partido duro" y en relación a las recientes encuestas, que han dado resultados desfavorables para su formación, añadió que "el electorado socialista se moviliza más en la ultima etapa en la que se va a jugar el partido". Según Corbacho, la pasividad actual del electorado catalán es un síntoma de que se "da apoyo al Gobierno".

En el marco de las elecciones, criticó el "proyecto soberanista" de CiU y de su presidente, Artur Mas, que según el ministro tiene el "objetivo de desenchufarse de España", mientras que afirmó que el "proyecto catalanista" del PSC "es afirmar a Cataluña, fortalecer a Cataluña, a su autogobierno, su personalidad y a sus instituciones, pero dentro de España, con la que compartimos tantísimas cosas".

Corbacho se mostró prudente sobre el número que ocupará en la lista electoral, ya que no aún no está publicada, y sugirió que dejará la cartera de Trabajo cuando llegue ese momento. "Me parece razonable que a partir de que la Junta Electoral haya publicado las listas te dediques a esa tarea", indicó.

Así, señaló que su única responsabilidad y función en este momento "es ser ministro", pero no anunció cuando tiene previsto dejar el cargo oficialmente.

El ministro reiteró también su apoyo a Montilla por su reacción frente a la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut, ya que entiende que Montilla hizo "lo que le toca hacer a un presidente de la Generalitat de Cataluña", que, a su juicio, es "defender a Cataluña y anteponer la defensa de lo que representa a Cataluña a cualquier coyuntura".

Mientras tanto, Montilla descartó ayer que las elecciones catalanas se celebren un día laborable, por lo que serán un domingo de noviembre o de principios de diciembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios