De Cospedal no tiene "ninguna duda" sobre el liderazgo de Rajoy

  • La número dos del PP desdeña las revelaciones "privadas, de tiempo atrás" de Wikileaks sobre la falta de confianza de José María Aznar en su sucesor

Comentarios 3

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, afirmó ayer que no tiene "ninguna duda" sobre el liderazgo de Mariano Rajoy, en relación a las revelaciones de Wikileaks sobre José María Aznar y el actual líder del Partido Popular.

Según las últimas filtraciones, dadas a conocer por El País, Aznar dijo en 2007 al entonces embajador de EEUU, Eduardo Aguirre, que si veía a España "desesperada" tal vez "tendría que volver a la política". De acuerdo con los documentos, fue durante una cena en la residencia oficial del embajador el 28 de junio de 2007, en la que Aznar pintó un panorama desolador de España, y "demostró un apoyo sin mucho entusiasmo a su sucesor".

De Cospedal, que mantuvo una charla sobre la Constitución española con alumnos de un instituto de Las Pedroñeras (Cuenca), dijo a preguntas de los periodistas sobre estas revelaciones que no tiene "ninguna duda sobre el liderazgo de Rajoy, ninguna", y declinó hacer ningún otro comentario al respecto. "Yo no voy a hacer comentarios de declaraciones que son privadas y de personas que aparecen en cables, creo que no me corresponde, creo que además tienen que ver con tiempo atrás, no son actuales".

El portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, afirmó que las revelaciones de Wikileaks sobre Aznar y Rajoy no son "nada nuevo", porque "estaba en el ambiente" que el ex presidente del Gobierno "nunca estuvo a gusto con el liderazgo de Rajoy".

En declaraciones en el Congreso, Alonso señaló que los documentos "no desvelan nada nuevo", puesto que esa falta de entusiasmo de Aznar por Rajoy "es algo que estaba en la atmósfera". "La idea que yo tengo es que Aznar nunca estuvo a gusto con el liderazgo de Rajoy, es lo que estaba en el ambiente", insistió.

También se refirió a esta cuestión el portavoz de IU en la Cámara Baja, Gaspar Llamazares, quien, irónicamente, se preguntó si Aznar "se ha ido alguna vez" de la política española. "Yo creo que no: ha cambiado de estado, pero sigue influyendo en la política y en el PP. Otra cosa es que quiera volver como protagonista, pero nunca segundas partes fueron buenas, esas cosas no se repiten", advirtió.

Otro protagonista de estas filtraciones es el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, quien, según Wikileaks, le dijo al embajador de EEUU que Rajoy era el líder del partido a pesar de su derrota en las elecciones generales de 2008 porque "simplemente no hay ninguna otra opción creíble".

Según uno de los cables filtrados, el primer edil madrileño se reunió con el diplomático estadounidense el 12 de marzo de 2008, tres días después de las elecciones generales, y le confirmó que seguiría en política a pesar de su anuncio de retirada al decidir Rajoy no incluirle en las listas al Congreso. Además, le aseguró que "daría los pasos necesarios para mejorar su relación con Rajoy y poder recuperar así la simpatía del partido", según un informe redactado por los funcionarios de la embajada, que lo sitúan entre los posibles sucesores de Rajoy.

"Gallardón confirmó al embajador que Rajoy es el líder del PP ya que, simplemente, no hay ninguna otra opción creíble. Dijo que alguien como él o Esperanza Aguirre podrían intentar tomar el control del partido, pero a riesgo de romperlo por la mitad. Aseguró que la continuidad de Rajoy era la mejor manera de minimizar el daño al PP, y avanzó que Rajoy daría ahora "una serie de pasos para modelar el partido a su imagen, y separarlo de la influencia de Aznar", recoge el cable 146543.

El coordinador de Relaciones Internacionales del PP, Jorge Moragas, aclaró ayer que está "políticamente" con Rajoy, pero que, ser, no es "de nadie", después de que Wikileaks revelara que habría admitido no ser "un hombre de Rajoy".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios