España

De Cospedal dice que su partido es víctima de una operación de acoso

  • La secretaria general del PP acusa al PSOE de filtrar información a los medios

Comentarios 3

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, realizó ayer unas duras acusaciones contra el Gobierno asegurando que su partido sufre una "campaña de acoso" por parte del PSOE, que usa a los medios del Estado, al Ministerio del Interior y a la Fiscalía para echar tierra sobre la oposición ante la proximidad de las elecciones. Además de negar cualquier "responsabilidad" del partido en la trama de corrupción, la número dos del PP exigió que la Justicia tome cartas en el asunto y actúe contra los que "filtran" informaciones interesadas a los medios sin respetar el secreto sumarial.

María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, denunció una "campaña de desprestigio y acoso" orquestada por los socialistas ante la inminencia del proceso electoral. Para ello, el PSOE se habría servido de los recursos que le otorga el poder, para acometer contra la oposición y conseguir, así, dos objetivos: "modificar la intención electoral de los ciudadanos" y desviar la atención de las consecuencias de la crisis económica.

La dirigente popular aseguró que la proximidad de los comicios en Galicia, País Vasco y al Parlamento Europeo, "ha hecho que la maquinaria del PSOE" se ponga en marcha "utilizando de manera escandalosa los servicios del Ministerio del Interior y de la Fiscalía del Estado" para perjudicar la imagen de la oposición. Reiteró que "esto va en contra de los mínimos fundamentos de un Estado de Derecho".

De Cospedal aprovechó la ocasión para desvincular al PP de la trama de corrupción que recientemente ha saltado a los medios de comunicación. "No vamos a consentir ni tolerar que se nos implique en ninguna campaña ilícita, de financiación ilegal o de corrupción, porque el PP no reconoce absolutamente, como partido, ninguna responsabilidad en los asuntos que están apareciendo estos días en diversos medios de comunicación", afirmó.

Asegura, además, que el PP "está absolutamente tranquilo" y que no tiene "nada que ocultar". No obstante, si se demostrase la vinculación de algún militante popular con la trama de corrupción, Cospedal aseguró que "el PP actuará como ha hecho siempre, con toda contundencia".

Ante las "continuas filtraciones parciales e interesadas a medios de comunicación de un sumario declarado secreto" que, según la secretaria, están teniendo lugar por parte del PSOE, exigió al poder judicial que intervenga para esclarecer todo lo que rodea a estas supuestas filtraciones. "Exigimos que se tomen las medidas necesarias, también penales, hacia quienes filtran dicha información", enfatizó Cospedal.

La secretaria defendió la inocencia del partido y animó a los votantes populares a "llevar la cabeza muy alta" por pertenecer a un partido defensor de las buenas prácticas. Añadió que "no nos vamos a rendir ni a achatar ante esa campaña de acoso", pues después de la trama GAL en la que se vio vinculado el Partido Socialista, éste no debe dar "lecciones de lucha contra la corrupción".

El vicesecretario general de Comunicación del PP, Esteban González Pons, aseguró por su parte que "cuatro chorizos no son el PP" y denunció los intentos del PSOE para que al PP "le sobrevenga una sombra de duda", cuando hay elecciones en Galicia y País Vasco y los populares se pueden convertir en "una fuerza decisiva". Pons considera que "se está arrojando mucha basura, y eso no es por casualidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios