EA se postula como motor de un "movimiento independentista" frente a la "involución" del PNV

  • Egibar avisa a Ziarreta que sus votantes no entienden su decisión y Batasuna está dispuesta a apoyar para acabar con la noria autonomista.

Comentarios 7

Con su decisión de no reeditar la coalición electoral con el PNV y concurrir en solitario a las próximas elecciones vascas EA pretende convertirse en la fuerza impulsora de "un gran movimiento independentista". Así lo aseguró hoy el presidente de la formación, Unai Ziarreta, que señala que EA buscará en solitario superar el inmovilismo y la "involución" del partido que dirige Iñigo Urkullu en sus aspiraciones soberanistas. Desde el PNV, su presidente en Guipúzcoa, Joseba Egibar, avisó a los dirigentes de EA que "difícilmente" su electorado entenderá que no se presenten en coalición con la formación jeltzale. Y mientras tanto, el entorno batasuno se deja querer, y representantes de la izquierda radical abertzale señalaron que están dispuestos a "unir fuerzas" con EA siempre que tenga voluntad real de "terminar con la noria autonomista" y superar "el tope constitucional". 

La cúpula de EA, con Ziarreta y su secretario general, Joseba Azkarraga, compareció en rueda de prensa en Vitoria para explicar la decisión que el lunes por la tarde adoptó su Ejecutiva Nacional de concurrir en solitario a las elecciones del próximo año en Euskadi y romper así la coalición con la que PNV y EA se presentaron en 2001 y 2004 a los comicios vascos. 

Una decisión "muy madurada" con la que la formación independentista pretende "dar un paso adelante" y convertirse en el motor de "un gran movimiento soberanista que logre, por vías pacíficas y democráticas, la adhesión mayoritaria de la ciudadanía para avanzar hacia un nuevo marco legal en el que todos los proyectos políticos, también el independentista como el que sin ambages defiende EA, puedan materializarse". Su objetivo es devolver la ilusión" a un electorado 'abertzale' que se "ha alejado" de las urnas por "la persistencia de la violencia de ETA" y por la forma en que la coalición PNV-EA ha gestionado la reacción al rechazo del Plan Ibarretxe y la consulta.

Y para hacerlo creen necesario soltarse de la mano del PNV que, aseguró Ziarreta, no se presentará a las elecciones con el fin de impulsar "una reflexión estratégica para superar el marco jurídico político actual", sino para ganar y "seguir gestionando el marco actuar, sin dar pasos hacia el soberanismo". Y frente a quienes defienden que la reelección de Juan José Ibarretxe como candidato del PNV demuestra que el partido no abandona la vía soberanista, el dirigente de EA precisó que "el que gestiona el PNV no es Ibarretxe, sino Urkullu". En este punto, Ziarreta se dirigió directamente al presidente del PNV, que ayer afirmó haberse enterado por la prensa de la decisión de EA, y aseguró que le comunicó la decisión de la Ejecutiva Nacional al término de la reunión del lunes. 

Desde el PNV fue Egibar el que criticó la decisión de EA que, aseguró, "difícilmente" entenderán sus votantes ya que "no hace ningún favor a los electores que representamos tanto un partido como el otro". "Respetamos pero no compartimos la decisión. Creo que no es correcta y que muy pocos la entienden. La pregunta es quién entiende esa decisión. Por lo menos nuestros electores no la entienden, y pienso que el electorado propio que pueda tener EA difícilmente entenderá esta decisión", afirmó en declaraciones a Radio Euskadi.

Además, el presidente del PNV de Guipúzcoa respondió a las críticas de Ziarreta y señaló que "no es verdad" que su partido haya abandonado el soberanismo por el autonomismo y señaló que este análisis está "fuera de la realidad". "Nadie entiende que se vaya por separado en un momento en el que hay que unir fuerzas", insistió.

La que sí está dispuesta a unir fuerzas con EA es la izquierda radical abertzale, que ve un aliado ideal en la formación de Ziarreta siempre que su voluntad de avanzar hacia la independencia, superar "el tope constitucional" y acabar con "noria autonomista" sea verdadera. En una rueda de prensa en Bilbao los portavoces de la izquierda abertzale Joxerra Etxebarria y Amparo Lasheras calificaron la decisión de EA de "una buena noticia para este país" 

"Si EA está dispuesta a superar el tope constitucional la izquierda abertzale no tiene ningún inconveniente para realizar un trabajo en común", insistieron Lasheras y Etxebarria, que apuntaron que "la mayoría de este país reclama un verdadero cambio" y que el proyecto autonomista está "más que agotado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios