El Rey presenta a España como trampolín hacia Europa e Iberoamérica para Nueva Zelanda

  • Don Juan Carlos y Doña Sofía fueron recibidos en Wellington por el primer ministro, John Key, en el último día de su visita de Estado al país.

El Rey Juan Carlos I presentó a España ante los neozelandeses como el trampolín para acceder al gran mercado de la Unión Europea, cuya presidencia ostentará en el primer semestre de 2010, así como hacia Iberoamérica y los países del Mediterráneo.

Los Reyes de España fueron recibidos en la capital de Nueva Zelanda, Wellington, por el primer ministro, John Key, en el último día de su visita de Estado a este país de Oceanía, que iniciaron hace dos días en la ciudad más importante del país, Auckland. 

En los brindis del almuerzo ofrecido por el mandatario neozelandés en honor de Don Juan Carlos y Doña Sofía, el Monarca aseguró que una economía como la española situada entre las diez primeras del mundo aspira a estar más presente en esta región y que la colaboración con Nueva Zelanda, le interesa particularmente, aunque se encuentren en las Antípodas. Por su parte, Key destacó el interés que tiene su país de estrechar y fortalecer los lazos con la Unión Europea, en la que España es una gran amiga, cuestión en la que también incidió el líder de la oposición, Phil Goff. 

El monarca y Key resaltaron, en los brindis del almuerzo, la importancia de los tres acuerdos suscritos hoy para desarrollar un Plan Estratégico Conjunto sobre Relaciones y Cooperación Internacional; para que los ciudadanos residentes en el otro país puedan votar en las elecciones municipales y para que los estudiantes puedan trabajar en vacaciones. Key especificó que el primero de ellos, suscrito por el ministro de Inmigración neozelandés, Jonathan Coleman, y el secretario de Estado de Exteriores de España, Ángel Losada, estrechará los lazos de cooperación que ya existen entre los dos países en el comercio, la inversión, la ciencia y la tecnología, la educación y la cultura. "La relación de Nueva Zelanda y España está al borde de una apasionante nueva fase", puntualizó. 

Además, al compartir los mismos valores, se multiplicarán los contactos políticos y oficiales e intensificará la cooperación en asuntos internacionales que interesan a ambos como la reforma de las Naciones Unidas, derrotar el terrorismo, mantener las fuerzas para el mantenimiento de la paz o la lucha contra la pobreza, cuestiones que también reseñaron el Rey y Goff en sus palabras. El primer ministro puntualizó que la visita de los Reyes y los resultados obtenidos son un claro testimonio del interés de ambas partes por estrechar esas relaciones bilaterales y una muestra de que España desea tender la mano a la región de Asia Pacífico y, en particular, a Nueva Zelanda. 

Don Juan Carlos destacó el interés por el español que existe en Nueva Zelanda el que más de 3.500 estudiantes de secundaria y otros 2.000 universitarios lo cursan, así como el incremento del intercambio turístico, ya que más de 10.000 españoles visitan cada año estas islas y miles de neozelandeses viajan a España. 

Valencia, como una de las sedes de la Copa América de Vela que ganaron los neozelandeses, fue definitiva para que los ciudadanos de este país del Pacífico desearan visitar España, tal como dijeron el Rey y el primer ministro. Don Juan Carlos recordó que el interés de España por esta zona del Pacífico viene de antiguo, y que el primer contacto está documentado en 1973, cuando Alejandro Malaspina viajó a los fiordos de la isla del sur de Nueva Zelanda al servicio de la Corona española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios