"España podría ser la frontera de Al Qaeda si no se frena el integrismo"

  • García-Margallo advierte de la urgencia de resolver los problemas del norte de África

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, advirtió ayer en Valencia de la urgencia de resolver los problemas de terrorismo integrista que afectan al norte de África, ya que de lo contrario España podría acabar siendo "frontera" de Al Qaeda.

Según dijo en una conferencia en el Foro Las Provincias, la primavera árabe representa una gran oportunidad para los empresarios españoles, pero primero es necesario resolver situaciones como la de Malí, convertido en "plataforma terrorista" que puede poner en riesgo a todos los países de la zona.

"Si el integrismo no se corta -a través incluso de una intervención militar coordinada, según dijo- puede desestabilizar toda la zona y llegar a convertir a España en límite de Al Qaeda".

Margallo insistió en la "enorme oportunidad" de negocio que supone la primavera árabe, en la que países como Túnez y Egipto, apostaron por la revolución, Marruecos por las "reformas" y algunos, como Siria, por la "involución".

La amenaza integrista, a la que se unen los problemas de pobreza y falta de recursos, requiere un proceso de alianzas con los estados del norte de África y, una vez sellados los pactos, cabría una intervención militar en las zonas más conflictivas previa resolución de la ONU, explicó. España colaboraría en esta intervención, pero "no va a poner tropas", recalcó el ministro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios