España registra la mayor bajada de su historia en solicitudes de refugio

  • Las políticas contra la inmigración ilegal desempeñadas por la Unión Europea parece que están asfixiando el derecho a asilo · El país recibió el año pasado un 33,6% menos de peticiones que en 2008

Las políticas desarrolladas por la UE contra la inmigración ilegal están bloqueando el derecho de los refugiados a pedir asilo por sufrir persecuciones en sus países, según denunció la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) en su informe anual, que refleja que España registró en el año pasado la cifra de solicitudes más baja "de toda su historia".

La CEAR destaca que el número de personas que huyen de sus países se mantuvo en 2009; sin embargo, en países del sur de Europa, como España y Grecia, descendieron en un 33% las peticiones de asilo, y "en muchos de los casos porque Frontex (de la UE) impide que lleguen a realizar esas peticiones ".

En concreto, en España, se registraron unas 3.000 solicitudes el pasado año, un 33,6% menos que en 2008, de personas procedentes la mayoría de Nigeria (459), Costa de Marfil (304), Colombia (247), Argelia (181), Guinea (130), RD Congo (113) y Camerún (112), y se concedieron 179 estatutos de refugiados.

"El descenso de peticiones de asilo y de admisiones no son consecuencia de la crisis económica; nuestros países se han convertido en aplicados alumnos para controlar las fronteras, pero en alumnos distraídos a la hora de garantizar el acceso a la protección de este derecho", aseguró el coordinador del informe, Mauricio Valiente.

En este sentido, lamentó que "la mayoría de los migrantes son rechazados, y no hay mecanismos que permitan comprobar si son refugiados o no".

Los acogidos, que en casi todos los casos salen precipitadamente de sus países sin bienes personales, deben presentar "indicios suficientes" de haber sufrido persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social o por sus opiniones políticas.

La presidenta de CEAR, María Jesús Arsuaga, hizo una valoración "baja y escasa" de la presidencia española de la UE, y consideró que el "derecho de asilo no es un objetivo prioritario".

"Los gobiernos no se van a mover; si la sociedad civil no presta su apoyo, el derecho de asilo desaparecerá", advirtió.

Insistió en que "existen los refugiados que vemos en la televisión como masas de personas que huyen de países", y opinó que existen nuevas categorías de refugiados que permanecen ocultos, "como las mujeres que sufren persecución por ser mujeres y porque sus gobiernos no quieren reconocer sus derechos", y los niños no acompañados. En España, el plazo medio de resolución de las peticiones admitidas a trámite es de dos años; mientras tanto, la ley reconoce el derecho a alojamiento y manutención, y a partir del sexto mes la autorización de trabajo, explicó Valiente, jurista de la Comisión de ayuda.

De cara a la elaboración del Reglamento de la nueva ley de Asilo, la CEAR presentó 25 propuestas, entre ellas que se mantenga el plazo de 72 horas para resolver las solicitudes presentadas en los puestos fronterizos. Un total de 148 personas solicitaron asilo en Barajas en los primeros seis meses de 2010, con un descenso del 40% respecto al mismo periodo de 2009, lo que para la Comisión demuestra las dificultades que tienen los refugiados.

Los colombianos son los que presentaron más solicitudes de asilo (47 entre enero y junio de 2010), seguidos de los palestinos y de los guineanos y turcos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios