Gago seguirá en libertad pese a haber sido condenada a 12 años

  • La cómplice en el crimen de Carrasco no entrará en prisión hasta que sea firme la sentencia

La policía local Raquel Gago seguirá en libertad pese a que la pasada semana el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) elevó a 12 años, por considerarla cómplice, la condena de cinco años que le impuso por encubrimiento en el asesinato de la presidenta de la Diputación de León Isabel Carrasco.

Así lo acordó la Sala de lo Civil y Penal del TSCyL, que da contestación al escrito presentado por la Fiscalía la semana pasada en el que solicitaba una vista para cambiar la situación personal de Gago y que ingresara en prisión, dado lo elevado de la pena a la que se enfrenta y la gravedad del delito por el que fue condenada.

El TSJCyL entiende que Gago "se ha mantenido en todo momento a disposición del Tribunal, incluso después de que en el juicio oral, personal y directamente, escuchara el veredicto del jurado que la declaraba culpable de la muerte de la presidenta de la Diputación provincial de León". Además, recuerda que "permaneció 20 días prácticamente condenada por asesinato y atentado, con conocimiento de lo que ello podía significar de acuerdo con las penas solicitadas y lo dispuesto en el Código Penal, hasta que se dictó una sentencia, para ella imprevisible, que se apartaba del veredicto y rebajaba notablemente aquellas expectativas ya asumidas y sólo pendientes de apelación".

También precisa que la situación de libertad provisional de Gago se mantendrá hasta que la sentencia sea firme salvo que entretanto surjan nuevas circunstancias que aconsejen modificarla. El letrado de Raquel Gago, Fermín Guerrero, anunció que recurrirá ante el Tribunal Supremo la nueva sentencia. La solicitud de la Fiscalía y de las acusaciones particulares de que se solicitase una vista para revisar la situación de Gago se produjo después de que el pasado 13 de julio TSJCyL elevara la condena de cinco años que le fue impuesta a Gago a 12 años al considerarla cómplice, como determinó el jurado y la Fiscalía, y no únicamente encubridora.

Además, el TSJCyL ratificó la condenada por asesinato a Montserrat González, a la que se le impuso una pena de 22 años, y su hija Triana Martínez, que deberá cumplir 20 años de reclusión. La Audiencia de León había absuelto del delito de asesinato a Raquel Gago, en contra del veredicto del jurado y de la posición mantenida por la Fiscalía, al asumir el tribunal que las preguntas que debía responder el jurado estuvieron mal formuladas, por lo que la condenó a cinco años de prisión por los delitos de encubrimiento y tenencia ilícita de armas.

La sentencia de la Audiencia de León no consideró a la agente de la policía local cooperadora en el crimen, según estableció el veredicto del jurado popular, aunque sí encubridora, por lo que la condenó a una pena de tres años de cárcel y a dos años por tenencia ilícita de armas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios