Desafío secesionista en Cataluña

Garzón acusa al Gobierno, PP, C's y PSOE-A de echar gasolina al fuego del 1-O

  • Les recrimina que sean "incapaces de comprender que lo que ocurre en Cataluña es un problema político que requiere soluciones políticas".

Comentarios 5

El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha acusado este sábado al Gobierno y al "bloque reaccionario" formado por el PP y Ciudadanos junto al PSOE de Andalucía, de echar más gasolina al fuego y ser "unos irresponsables y unos torpes" ante la "gravísima" situación que se vive en Cataluña.

En su intervención ante la Coordinadora Federal de IU, que trata de fijar su posición respecto al referéndum catalán del 1 de octubre, ha criticado que el Gobierno y los partidos que le apoyan "son incapaces de comprender que lo que está sucediendo en Cataluña es un problema político que requiere soluciones políticas".

Les ha acusado de irresponsables por estar polarizando la situación y llevándola a "un estadio de represión probablemente inédito en sociedades democráticas".

Ha recordado además que el Congreso ha rechazado esta semana una proposición no de ley de Ciudadanos en apoyo al Gobierno en su defensa del Estado de derecho.

"El Congreso, sede presunta de la soberanía nacional, votó en contra de la actitud del bloque reaccionario", ha recalcado Garzón, para quien esta votación "es muy relevante, porque no toda España está sufragando y autorizando la posición autoritaria del Gobierno de Rajoy".

El líder de IU ha insistido también en que el conflicto ya no es solo de Cataluña, sino del conjunto del Estado, y en que ha pasado de nivel. "Es un problema de la sociedades democráticas", ha dicho.

Ha alertado de que se trata de una represión de los derechos civiles que "se puede volver después contra cualquier otra fuerza política que no le guste al bloque reaccionario".

Pero ha destacado que frente a ese bloque hay otro, el "bloque democrático" y "heterogéneo" que defiende dos puntos muy claros, el primero de ellos, la necesidad de una solución dialogada y pactada que puede incluir un referéndum para que los catalanes decidan.

El segundo es la denuncia "sin ningún tipo de matiz de la represión y el autoritarismo" del Gobierno de Rajoy y los partidos que le respaldan.

"No podemos consentir que se normalice esta forma de hacer política", ha advertido.

Frente a ella, la dirección de IU defiende la recuperación del modelo de república federal que entiende que España es un país plurinacional, una posición recogida en el documento "La situación catalana" que hoy discute la Coordinadora Federal.

En opinión de Garzón, en estos momentos de crisis de Estado y de modelo territorial "se necesitan dirigentes a la altura de las circunstancias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios