El Gobierno ve "algo más alto" el riesgo de atentado terrorista pero no eleva la alerta

  • Rubalcaba asegura que se han tomado las precauciones apropiadas tras la muerte de Ben Laden y las revueltas en los países árabes.

Comentarios 1

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha reconocido que desde la muerte de Osama ben Laden el riesgo de atentado islamista es "algo más alto", aunque por ahora el Ejecutivo no modificará el nivel de alerta, que ya es "suficientemente alto". En una reunión a puerta cerrada, Rubalcaba ha informado a los portavoces parlamentarios con acceso a secretos oficiales de la nueva estrategia en la lucha contra el terrorismo a raíz de la muerte del líder de Al Qaeda y de las revueltas vividas en los países árabes en los últimos meses.

Dos acontecimientos "muy diferentes" que, a juicio de Rubalcaba, han obligado a la totalidad de Estados occidentales a "reflexionar" sobre sus prioridades en materia de seguridad. "Hemos tomado nota de lo que ha pasado. Somos conscientes de que el nivel de riesgo es algo más alto, no especialmente en España, pero en conjunto es algo más alto, y por eso hemos tomado las medidas oportunas para prevenir cualquier tipo de atentado", ha dicho el titular de Interior en rueda de prensa.

De hecho, nada más conocerse la muerte del Ben Laden a principios del pasado mes de mayo, el vicepresidente del Gobierno no descartó que pudiera haber represalias y advirtió de que los próximos meses podían ser "delicados" para los intereses españoles en el extranjero. Pese a este incremento del riesgo, el titular de Interior no considera necesario elevar por ahora el nivel de alerta fijado por las Fuerzas de Seguridad del Estado que, a su juicio, ya es "suficientemente alto". "Eso no quiere decir que no hayamos modificado las prioridades con las que trabajan las Fuerzas de Seguridad", ha advertido.

Así, el Gobierno ha reforzado en estas semanas la seguridad de las embajadas españolas en el Norte de Africa, el Sahel, Afganistán y Pakistán. "No podemos dejar de pensar que algunos riesgos más existen, que esos riesgos existen en distintos sitios y que hay países más complicados que otros y cuando un país tiene más riesgo, lo tiene para todo el mundo que vive en ese país, también para nuestras embajadas", ha alertado el vicepresidente primero. También se ha incrementado la protección de las instituciones del Estado en esas zonas geográficas, objetivo en el que colaboran, como es habitual, los servicios policiales de los países afectados.

El Estado Mayor de la Defensa también ordenó de inmediato extremar la vigilancia a las tropas desplegadas en Afganistán y Líbano en previsión de atentados terroristas en respuesta a la muerte del líder de Al Qaeda. De forma paralela, el Ministerio de Asuntos Exteriores se ha puesto en contacto con las empresas españolas y los cooperantes que trabajan en esas regiones del mundo para alertarles de que hay que extremar las medidas de autoprotección.

Ya el pasado mes de noviembre el Ministerio del Interior decidió elevar un grado la alerta terrorista en España -del nivel alto-intensidad baja al nivel alto-intensidad elevada- tras el hallazgo en Inglaterra y Dubai de material explosivo en dos aviones de carga con destino a Estados Unidos y que habían partido de Yemen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios