IU exige explicaciones por el escaso voto emigrante

  • Llamazares alerta de que en las autonómicas del 22-M sólo votó el 5% de los residentes en el extranjero, frente al 30% de 2007.

Comentarios 4

El diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ha exigido al Gobierno que asuma responsabilidades por el "escándalo" del voto emigrante, que en estas elecciones autonómicas, con las nuevas reglas, sólo ha llegado al 5 por ciento, la sexta parte del porcentaje de participación de hace cuatro años.Llamazares recordó que la reforma de la Ley Electoral que se ha aplicado este año, apoyada por PSOE, PP, PNV y CiU y en vigor desde el pasado enero, ya había excluido de las municipales a los emigrantes (1,4 millones, el equivalente a la población de Murcia o de Aragón), y sólo les dejaba participar en las autonómicas, previa solicitud de voto.  

Según explica, de los 705.781 ciudadanos inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) con derecho a voto en las 13 comunidades que se renovaban el día 22, sólo se aceptaron 49.135 solicitudes de voto, lo que ya redujo el elenco al 7 por ciento del total, y encima no todos sus votos llegaron. La participación de los censados en el CERA se quedó finalmente en el 5% (unas 35.000 personas), mientras que en 2007 había sido del 30%.

Para el diputado de IU, esto es "un escándalo" y "una vergüenza" que pone de manifiesto que la reforma electoral ha sido "un fiasco",  pero también evidencia las irregularidades de los responsables del procedimiento electoral, tanto en el Ministerio del Interior como en el de Exteriores. En concreto, critica la falta de campañas para informar a los emigrantes del cambio de procedimiento de voto y del requisito previo de solicitarlo, una tarea que debía haber acometido Interior, y también cuestiona la actuación de los consulados, revelando que en varios de ellos se echaba a los emigrantes que querían ejercer allí la nueva vía del voto en urna. Además, censura a la Junta Electoral central por no haber vigilado más este proceso y a Correos por no haber agilizado el envío de solicitudes y de votos.  

Por todo ello IU ha pedido la comparecencia en el Congreso del secretario de Estado de Interior, Antonio Camacho, y ha enviado una carta a la Junta Electoral Central denunciando la situación. "Esto exige explicaciones, pero también la asunción de responsabilidades porque se ha dificultado el derecho de voto", zanjó. Llamazares aprovechó para recordar el rechazo de IU a la reforma electoral por no haber garantizado el principio de 'un ciudadano, un voto', por mantener "anacronismos" como una jornada de reflexión en la que parece que sólo se permite la "meditación trascendental" y por haber excluido a los emigrantes de las elecciones municipales, algo que considera "inconstitucional". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios