Intentan quitarle el perro guía a un diputado ciego de CiU

  • Un grupo de indignados zarandeó a Josep Maria Llop cuando intentaba llegar al Parlamento catalán.

Comentarios 4

Un grupo de indignados concentrados alrededor del parque de la Ciutadella de Barcelona han zarandeado al diputado ciego de CiU, Josep Maria Llop, a quien incluso han tratado de arrebatarle su perro guía, para impedirle llegar al Parlamento catalán.

Llop se encontraba antes de las 10:00 en los aledaños de la Ciutadella, acompañado por el portavoz parlamentario de CiU, Jordi Turull, intentando hallar la manera de entrar al parque para acceder al Parlamento catalán.

Algunos de los jóvenes indignados que se encontraban en el lugar les han identificado como diputados y han empezado a acosarles con empujones, insultos e incluso amenazas de muerte, han explicado tanto Turull como el propio Llop una vez dentro del Parlamento catalán.

"¡Os mataremos!", les ha espetado uno de los manifestantes; "¿A que os damos miedo?", se mofaba otra joven indignada gesticulando frente a ellos.

El grupo de violentos ha intentado acorralar a ambos diputados en un portal cercano: "Ha sido el momento de mayor tensión", según ambos diputados.

Viendo los apuros de su compañero invidente, Turull se ha encarado con los agresores: "¿No se os cae la cara de vergüenza por lo que estáis haciendo?", les ha preguntado enfurecido.

"Es ciego, pero también es un diputado. Y de Convergéncia", le ha contestado un indignado para justificar su acoso.

Otro de los jóvenes ha intentado arrebatarle a Llop el perro guía del que no se separa nunca cuando sale a la calle; en ese momento, el diputado invidente ha reaccionado vehementemente agarrando con fuerza la correa del animal para que no se lo quitaran.

Finalmente ambos diputados han conseguido llegar a toda prisa hasta un cruce donde se encontraban varios agentes de la Guardia Urbana, que les han ofrecido protección.

Llop ha querido destacar, después, la serenidad con la que ha actuado su perra guía, llamada Annabelle, que no ha abandonado ni por un instante su función de asistencia.

Este ha sido uno de los cuatro intentos de Llop de acceder al Parlamento catalán; anteriormente, lo había intentado, también sin éxito, con un coche de servicio de la cámara, sobre el que se han abalanzado varios violentos al aproximarse al parque de la Ciutadella.

Después de intentarlo de nuevo, esta vez a pie acompañado de Turull, Llop se ha metido en el coche oficial que transportaba al presidente catalán, Artur Mas, pero varios indignados han empezado a aporrear el vehículo y han tratado de abrir "a patadas" la puerta: "Ha sido terrible", ha afirmado Llop.

A la cuarta ha ido la vencida: Llop finalmente se ha subido al coche escolta de la vicepresidenta del Govern y, tras atravesar las dependencias del Zoo de Barcelona, adyacente al Palau del Parlamento catalán, ha conseguido llegar a su destino.

La práctica totalidad de los 135 diputados catalanes ha sufrido esta mañana ataques o intentos de agresión generalizados cuando han intentado acceder a la Cámara catalana, soportando lanzamiento de piedras, botellas y otros objetos, golpes, zancadillas, empujones, amenazas verbales, pulverizadores con pintura y persecuciones callejeras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios