Interior recalca a los presos de ETA que "jamás" habrá amnistía

  • Los reclusos de la banda piden medidas de gracia, asumen el "múltiple dolor generado" y repudian el "arrepentimiento-delación" del plan de reinserción

El Ministerio del Interior considera que los presos de ETA y la izquierda abertzale no se han liberado del "yugo etarra" y siguen "bajo la amenaza" de la organización terrorista y les recuerda que "jamás" conseguirán la amnistía.

Así lo aseguraron a Efe fuentes de Interior tras conocer el contenido de la declaración dada a conocer ayer por el colectivo de presos de ETA en un acto en Guernica, en el que reivindican la amnistía y la autodeterminación y piden que desaparezca "todo impedimento" para su excarcelación.

Unas exigencias que el departamento de Interior, dirigido por Jorge Fernández Díaz, rechaza al considerar que la banda sigue sin asumir ningún tipo de arrepentimiento y "sin pedir perdón" después de haber asesinado a cerca de un millar de personas, al tiempo que reivindica la impunidad mediante la amnistía que "jamás van a conseguir".

Las mismas fuentes subrayaron que "la única salida" que existe para los presos es su reinserción individualizada en el marco de la ley, aceptada por todos, "salvo por la izquierda abertzale y ETA".

En este sentido, Interior recuerda a la izquierda abertzale que, mientras ella ha asumido la legalidad y disfruta de las instituciones, obliga a los presos a "inmolarse" al impedirles acogerse a las vías legales para su reinserción.

Lo que volvió a quedar patente durante el acto que celebró ayer el colectivo de presos de ETA en Guernica, donde se leyó una declaración en la que se declaran "conscientes del múltiple dolor generado" por la violencia, pero vuelven a reclamar la "amnistía" y aseguran que "repudian" el "arrepentimiento-delación", en referencia indirecta al plan de reinserción que ofrece el Gobierno.

Al acto asistieron más de un centenar de personas, entre antiguos reclusos de la banda terrorista, familiares y dirigentes políticos de la izquierda abertzale.

La declaración se hizo pública mediante un vídeo proyectado en el teatro Elai Alai de Guernica, en el que una voz en off leía el texto, en euskera, mientras se sucedían imágenes alusivas a los reclusos y a la propia ETA, como el anagrama de la organización terrorista.

Al hilo del comunicado difundido el 20 de octubre de 2011, los presos de la banda aseguran que dan por "finalizada la fase de actividad armada como instrumento de lucha" y que se adhieren "plenamente" a la "estrategia política de la izquierda abertzale".

En su declaración, los presos de la banda armada afirman que la política penitenciaria "responde a una estrategia bélica".

El consejero de Interior del Gobierno Vasco, Rodolfo Ares, consideró "decepcionante" el comunicado y recalcó que "por mucho que se insista" en ello, "el futuro de los presos no dependerá de una salida colectiva".

Para el comisionado del lehendakari para la Convivencia, Jesús Loza, los presos de ETA están "siendo engañados" cuando se plantea la amnistía, porque ésta es "imposible".

El presidente del PNV, Íñigo Urkullu, señaló que se trata de "un juego de escenificaciones que tienen como objetivo a corto plazo el victimismo electoralista".

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, afirmó por su parte que el comunicado de los presos de ETA es "lo de siempre", y les advirtió que deben "ser conscientes de que no va a haber amnistía y que el País Vasco va a seguir siendo España". Insistió en que los reclusos de ETA "tienen que darse cuenta de que no va a haber amnistía ni impunidad".

La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, afirmó que no sirve de nada que los presos etarras sean "conscientes" del dolor causado porque "lo que de verdad tienen que hacer es cumplir íntegramente sus condenas y colaborar con la Justicia". "Son lobos con piel de cordero y lo que quieren es forzar una negociación con el Gobierno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios