Liberado un español secuestrado durante 23 días en Colombia

  • La familia de Rafael Molina Correa, establecido en el país sudamericano desde hace 17 años y con doble nacionalidad, no llegó a entregar el dinero que pedían los captores, que podrían ser de las FARC.

El español Rafael Molina Correa, quien reside en Colombia desde hace varios años, fue liberado tras ser secuestrado el jueves y no el 7 de noviembre, como había informado previamente la embajada de España, en el conflicto departamento del Cauca. Una fuente diplomática española confirmó el suceso, al advertir de que por ahora no se conoce quienes fueron los secuestradores y después de que el diarioEl Paísde Caliapuntara a que los autores pudieron ser integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC.

Al parecer, los secuestradores habían pedido a la familia de Molina Correa una cantidad de dinero, que finalmente no llegó a entregarse, según el portavoz de la embajada de España. Molina Correa, quien tiene nacionalidad también colombiana en virtud a sus años de residencia en este país, fue aprehendido en su finca cercana a Popayán, capital del Cauca. El diario caleño había informado previamente de que este ciudadano fue capturado por dos individuos vestidos con ropa militar e indicó que serían miembros del Frente Jacobo Arenas de las FARC, que opera en esa zona del Cauca, en el suroeste del país. "Estamos investigando los móviles de este secuestro, no descartamos que tenga una naturaleza extorsiva, ya que en las versiones que funcionarios del Gaula (policía antisecuestro) han recogido indican que la víctima debía entregar la suma de unos 16.650 euros, posiblemente producto de una extorsión", dijo por otro lado a El País un portavoz de cuerpo policial.

El diplomático afirmó que en principio los secuestradores habían pedido a la familia de Molina Correa 20.400 euros, cantidad que luego rebajaron a más de la mitad, aunque finalmente habría sido liberado sin el pago previo del rescate. El periódico caleño recordó que éste es el segundo secuestro en la capital caucana en poco más de un mes, tras el ocurrido el 15 de octubre del propietario de una discoteca, identificado como Francisco Obando, por unos desconocidos. Este empresario fue asesinado y arrojado a un río, donde se encontró su cadáver con señales de haber sido torturado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios