Liberado el pesquero canario retenido en aguas marroquíes

  • La Embajada española en Rabat precisó que el pesquero fue liberado tras el pago de los 24.000 euros requeridos por las autoridades marroquíes.

El pesquero canario Nuevo Francisco Javier partió de aguas territoriales marroquíes tras haber pasado cinco días retenido por haber faenado en una zona reservada a la foca monje, informaron hoy a EFE fuentes oficiales. 

Fuentes del puerto de Dajla, a unos 550 kilómetros al sur de la capital administrativa del Sahara Occidental, El Aaiún, indicaron que la embarcación salió de ese complejo hacia las 18.20 hora local (17.20 GMT). 

Por su parte, la Embajada española en Rabat precisó que el pesquero fue liberado tras el pago de los 24.000 euros requeridos por las autoridades marroquíes. 

El departamento de Pesca Marítima marroquí comunicó esta mañana formalmente a la Unión Europea (UE) que el pesquero fue interceptado el pasado sábado por faenar en una reserva protegida, y no porque lo hubiera hecho en aguas marroquíes. 

El aviso se hizo a las autoridades europeas en Marruecos porque aunque el barco lleva pabellón español posee una licencia de pesca conforme al acuerdo pesquero entre Marruecos y la UE firmado en 2007, y se acoge por tanto a esa normativa. 

El consejero de Agricultura y Pesca en la Embajada de España en Rabat, Guillermo Artolachipi, destacó hoy a EFE que en los tres años de vigencia de ese acuerdo ha sido la primera vez que se ha apresado un pesquero español. 

Recalcó no obstante que hay casi cien embarcaciones faenando en virtud de dicho pacto y que esa detención debe plantearse "en un contexto de normalidad" y de "excelentes relaciones con las autoridades pesqueras marroquíes". 

A bordo de la embarcación se encontraban, según fuentes del puerto, seis españoles y dos marroquíes, todos en buen estado y que se han mantenido en contacto permanente con la empresa consignataria del pesquero. 

Agregaron que el mismo día de su retención la Marina Real marroquí detuvo también otro barco de bandera caboverdiana que poseía una licencia mauritana-europea de pesca, que no le autorizaba a faenar en aguas marroquíes. 

Esa embarcación ha sido identificada como Marines Fonseca y todavía se encuentra en el puerto de Dajla, con una tripulación compuesta de tres portugueses, siete mauritanos y siete guineanos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios