Llegan a España los cuerpos de los dos soldados fallecidos en Afganistán

  • Los féretros del sargento Manuel Argudin Perrino y la soldado Niyireth Pineda Marín han sido recibidos con dolor por sus familiares. El Príncipe presidirá el funeral en Canarias.

Comentarios 41

El funeral por el sargento Manuel Argudín Perrino y la soldado Niyireth Pineda Marín, fallecidos este domingo en un ataque en Afganistán, será presidido por el Príncipe de Asturias en la Base Militar General Alemán Ramírez, en Las Palmas de Gran Canaria. Al sepelio, que se celebrará a las 11:00 , acudirán la ministra de Defensa, Carme Chacón, y el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general del Aire José Julio Rodríguez. Los dos fallecidos serán condecorados con el distintivo rojo y sus familias recibirán 140.000 euros.

En esta ocasión, don Felipe se desplazará a las islas sin la compañía de su esposa, la Princesa de Asturias, que esa tarde tiene que estar en Barcelona para la entrega de la Beca Fero de investigación oncológica. Tampoco será acompañado por el Rey, ya que sigue recuperándose de su operación de rodilla del pasado 3 de junio.

Los cuerpos de los dos fallecidos llegaron este lunes, a las 18:30, a la base aérea de Gando, en la isla de Gran Canaria, procedentes de Afganistán y a bordo de un avión Airbus 310 de las Fuerzas Armadas, en el que también han viajado la ministra de Defensa y el Jemad.  Allí les esperaban familiares y diversas autoridades, entre las que se encontraban la delegada del Gobierno en Canarias, Dominica Fernández Fernández, la vicepresidenta del Gobierno de Canarias, María del Mar Julios; la concejala y alcaldesa en funciones, María del Carmen Hernández Bento, y otras autoridades militares. Del sargento se encontraban su esposa y suegro, mientras que de la soldada fallecida lo hacían su hermano, hija y cuñado. 

Los féretros pisaron tierra grancanaria exactamente a las 18.47, donde descendieron envueltos en banderas de España y fueron llevados a hombros por un grupo de unos 40 militares que llevaron los cuerpos ante sus familiares, que esperaban a pie de pista en una calurosa pero ventosa tarde.

Distintivos e indemnización

Los dos fallecidos serán condecorados por el Gobierno con la medalla al Mérito Militar con Distintivo Rojo y sus familias recibirán indemnizaciones por 140.000 euros, según lo previsto en la ley. Así lo establece el Real Decreto que el Ejecutivo aprobó en noviembre de 2004 sobre indemnizaciones a los participantes en operaciones internacionales de paz y seguridad, que contempla compensaciones de entre 36.000 euros (para incapacidad permanente parcial) y 390.000 euros (en caso de gran invalidez). 

En caso de fallecimiento, el importe se fijó en 140.000 euros, que recibirán el cónyuge y los hijos de la persona fallecida, o, en caso de no existencia, sus padres. Su percepción es compatible con todas las "pensiones, ayudas, compensaciones o resarcimientos" que puedan reconocerle a la familia "al amparo de las previsiones contenidas en la normativa de aplicación en cada caso", pero no lo son con las previstas en la normativa sobre víctimas de terrorismo.

Asimismo, los dos fallecidos serán condecorados, a título póstumo, con las medallas al Mérito Militar con Distintivo Rojo, que se otorga a los fallecidos "en acto de servicio en misiones en el exterior, como consecuencia de acciones violentas de elementos hostiles, tales como atentados con explosivos, minas o supuestos análogos".

Esto es así desde 2007, cuando el Gobierno modificó el Reglamento general de recompensas militares, que databa de 2003, para incluir el fallecimiento en acciones violentas "en ausencia de enfrentamiento bélico". Hasta entonces, sólo se podía destacar con este distintivo a los fallecidos en acciones de combate y no a los muertos en atentado.

Visita de Chacón a las tropas

La ministra de Defensa viajó la madrugada del lunes a las tropas españolas desplegadas en Heart (Afagnistán) para conocer de cerca las circunstancias del ataque, coordinar la repatriación de los dos militares que perdieron la vida y alentar a las tropas que aún permanecen en el país asiático.

Chacón, que acompañada por el Jemad, también visitó a los otros tres militares que resultaron heridos en el atentado. Según explicó tras la visita en el hospital de campaña Role 2 de Heart en el que se encuentran, evolucionan favorablemente y serán trasladados "pronto" a España para terminar de recuperarse de sus heridas junto a sus familias.

En una rueda de prensa ofrecida este domingo en la sede del Ministerio, Chacón ya dio detalles sobre las heridas que sufrieron los tres militares: el cabo Roi Villa Souto tuvo una fractura de tibia y peroné de la pierna derecha; el soldado Jhony Herrera Trejos, fracturas en la tibia y húmero derechos; y el soldado Rubén Velázquez Herrera sufrió contusiones múltiples y heridas leves.

Asimismo, la ministra alentó a las tropas para que sigan trabajando con el "mismo valor, honor y nobleza" durante los tres años que quedan de misión y les ha felicitado por ser los militares "más duros, más valerosos" y los "más profesionales" a la hora de llevar a cabo esta misión.

Ante el contingente español, Chacón insistió en que es consciente de que "corren riesgos a diario" y recalcó que lo hacen "por la seguridad de todos los españoles". El sargento y la soldado, dijeron, "han fallecido en nombre de España por la seguridad de todos, cumpliendo muy noblemente con su deber". 

Al llegar a Heart sobre las 06:00  y, tras saludar al contingente, Chacón ha mantenido un encuentro con los responsables militares, que la proporcionaron información pormenorizada sobre el atentado. 

En la rueda de prensa ofrecida el mismo día del atentado, Chacón ya adelantó que las primeras investigaciones apuntan a que el artefacto que estalló al paso del vehículo español llevaba más de 20 kilos de explosivo. Esta cantidad es igual o superior a la que estalló el sábado 18 de junio al paso de otro Lince, en este caso dejando cuatro militares y un intérprete heridos. 

Durante la reunión con los mandos militares, se analizó el desarrollo de la operación en Afganistán y el despliegue de fuerzas afganas y españolas en el norte de la provincia de Badghis, según ha indicado el Ministerio.

Chacón reconoció entonces que la misión de la OTAN en el país asiático se encuentra en su "etapa más dura y arriesgada". No obstante, aseguró que los militares españoles "cumplirán con sus cometidos durante los tres últimos años de misión con el mismo valor, con la misma profesionalidad y con la misma entrega que han demostrado en los pasados nueve años". Por último, la ministra ha trasladado a las tropas la gratitud de todos los españoles, a ellos y a los "hasta 24.000 hombres y mujeres" que han participado en la misión de la OTAN en Afganistán. "Mi admiración a todos, mi ánimo y las gracias", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios