Mueren dos militares españoles en un atentado en Afganistán

  • Otros tres españoles han resultado heridos. Los fallecidos son el sargento Manuel Argudin Perrino y la soldado Niyireth Pineda Marín.

Comentarios 72

Mientras patrullaba un blindado Lince a unos 20 kilómetros de la localidad afgana de Qala-i-Naw ha explotado un artefacto al paso del vehículo provocando la muerte de dos militares españoles, un sargento y una soldado. Los otros tres ocupantes han sido heridos y trasladados al hospital Role 2 de Bala Murghab. La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha comparecido ante los medios para asegurar "el plan de retirada continúa absolutamente en vigor". Es más, ha insistido en que "todos los aliados" de la ISAF están "cumpliendo con los plazos de retirada" a los que se comprometieron en la cumbre de la OTAN del pasado noviembre.

Chacón ha confirmado que los fallecidos del ataque de este domingo son el sargento Manuel Argudin Perrino, nacido de Gijón (Asturias), y la soldado Niyireth Pineda Marín, natural de Colombia. Los heridos son el cabo Roi Villa Souto, que ha sufrido fractura de tibia y peroné de la pierna derecha; el soldado Jhony Herrera Trejos, con fracturas en la tibia y húmero derechos; y el soldado Rubén Velázquez Herrera, que sufrió contusiones múltiples y heridas leves. No se teme por la vida de ninguno de ellos.

El atentado se ha producido en torno a las 09:45 (hora española) y las primeras investigaciones hacen pensar que la carga explosiva era "muy elevada, semejante o incluso mayor" que la colocada la semana pasada, que cifró en más de 20 kilos y que provocó heridas a cuatro militares españoles y a un intérprete civil. "Hace una semana, los ocupantes del vehículo salvaron la vida, aunque dos de ellos padecieron heridas de gravedad. Por desgracia, como consecuencia de la potente explosión, dos militares han fallecido y otros tres han resultado heridos", ha lamentado. 

Según ha precisado la ministra, los militares viajaban hacia la base de Qala-i-Now, procedentes del puesto avanzado de Ludina, en un convoy integrado por siete vehículos blindados que estaban realizando "una de las patrullas de reconocimiento y presencia que realiza el contingente español de forma habitual". El sargento y la soldado fallecidos, así como los heridos, todos ellos pertenecientes al Regimiento de Infantería Soria 9, viajaban en el primero de esos vehículos, en concreto un blindado Lince, que activó a su paso un artefacto explosivo improvisado que, según Chacón, había sido colocado por la insurgencia. La ministra ha defendido la calidad de los blindados utilizados por las Fuerzas Armadas, ya que ha asegurado que "tanto los Lince como los RG31 son vehículos blindados de última generación especialmente preparados para responder a este tipo de explosivos".

Al parecer, la deflagración provocada por el artefacto explosivo alcanzó el lado derecho del vehículo, donde viajaban los dos fallecidos, y ambos murieron en el acto. Los médicos que viajaban en el convoy, en otro de los blindados, atendieron a los ocupantes del Lince atacado y, tras certificar el fallecimiento del sargento y la soldado, los tres heridos fueron desplazados en helicópteros medicalizados al hospital Role 2 de Bala Murghab, mientras que los restos de los fallecidos fueron llevados al hospital Role 2 de la base española de Herat. La Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) ha informado de que este domingo han fallecido un total de cinco de sus miembros, incluidos los dos españoles, como consecuencia de ataques terroristas.

Este es el segundo atentado en ocho días contra el contingente español destacado en Afganistán y se produce poco después de que el Gobierno haya anunciado que España retirará todas las tropas que tiene en ese país en 2014. Cuatro militares y un intérprete civil resultaron heridos el pasado día 18 cuando otro IED, que estaba compuesto por 20 kilos de explosivo, explotó al paso de otro blindado Lince. Los heridos fueron trasladados después al hospital Gómez Ulla de Madrid para recuperarse de las lesiones.Según dijo en su día la ministra, el artefacto era, hasta ese momento, "el más potente usado contra las tropas españolas".

Un total de 1.500 soldados españoles están desplegados en Afganistán y su retirada, tal y como explicó este viernes el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comenzará en el primer semestre de 2012. Así, en ese periodo saldrá alrededor de un 10% del contingente, en tanto que en el primer semestre de 2013 se retirarán hasta un 40% de los soldados y en 2014 dejará de haber presencia militar española en Afganistán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios