Nueva agresión a un policía español en la frontera de Melilla con Marruecos

  • El sindicato UPF ha decidido convocar una manifestación en protesta por la situación que viven.

Comentarios 4

Un subdirector del Cuerpo Nacional de Policía en Melilla ha sufrido dos cortes en una pierna cuando acudía a sofocar una pelea en el paso fronterizo de Beni Enzar, en Melilla. Se trata de una de tantas agresiones a un miembro de las Fuerzas de Seguridad en el paso a Marruecos en los últimos tres meses, por lo que el sindicato Unión Federal de Policía (UPF) ha decidido convocar una manifestación para protestar por su situación en la Ciudad Autónoma.

Los hechos se produjeron esta mañana, cuando durante uno de los turnos de entrada desde el lado marroquí, varios individuos se han enzarzado en una trifulca. Al acudir el agente, algunos de los implicados lo han tirado al suelo, momento en el que se ha producido la agresión. El herido, que ejercía en ese momento funciones del jefe del dispositivo en la frontera, también  ha sufrido la dislocación de un hombro, por lo que fue trasladado al Hospital Comarcal de Melilla.

Este es uno más de los incidentes que se vienen produciendo en la frontera con Marruecos en los últimos meses y que han llevado al sindicato Unión federal de Policía a convocar una concentración ante la delegación de Gobierno para denunciar su situación.

Así, el pasado sábado la policía española que custodia el puesto fronterizo de Beni-Enzar sufrió el apedreamiento por parte de decenas de marroquíes en la frontera de Melilla, donde resultó herido un agente, y fueron necesarios realizar varios disparos al aire.

UFP informó de que también el día 25 de enero, sobre las 17:00, en la frontera de Farhana, un policía perteneciente a la BRIC de Madrid, que prestaba servicio en dicho puesto fronterizo y cuando se encontraba identificando a un ciudadano marroquí, que pretendía entrar a territorio español, este último lanzó al agente dos puñetazos en el rostro, sin mediar palabra ni hechos que pudieran justificar la agresión. El citado individuo fue detenido por un presunto delito de atentado a un agente de la autoridad y puesto a disposición judicial. El policía tuvo que ser atendido en el hospital al resultar herido. 

De igual modo, aseveró que el 26 de enero sobre las 12:00, en la frontera de Beni Enzar, un aduanero marroquí penetró en territorio español y "propinó un fuerte puñetazo" en la cara a una ciudadana española, con la finalidad de "robarle dos mantas" que ésta portaba cuando se dirigía a territorio marroquí. Al percatarse de este hecho un policía de la UIP de Granada, que se encontraba de servicio en el citado puesto, salió en auxilio de la mujer, a la cual seguía golpeando para arrebatarle sus efectos. 

El policía español consiguió ayudar a la misma y en el transcurso del forcejeo con el aduanero, "este último le propinó dos patadas" indica la UFP. Como consecuencia de la agresión, el policía tuvo que ser atendido en un centro hospitalario de la ciudad y se diagnosticó una lesión en los ligamentos de la pierna. La mujer también fue atendida de los golpes recibidos. Se practicaron diligencias para dar cuenta a la Autoridad Judicial.

Por último, el día 31 de enero, sobre las 13:20, en la frontera de Beni Enzar, un grupo de personas "comenzó a insultar y a lanzar todo tipo de objetos contundentes (piedras y botellas) contra los policías españoles que se encontraban de servicio", para de esta forma conseguir cortar la frontera e impedir el paso de los porteadores que en esos momentos se encontraban de forma ordenada, pasando sus mercancías hacia territorio marroquí. Como consecuencia de estos hechos, "resultaron heridos varios policías".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios