Nuevo intento de salto masivo en la valla de Melilla

  • Un grupo de unos 160 inmigrantes ha intentado acceder de madrugada a España. Al menos cinco han logrado pasar. Margallo elogia la cooperación con Marruecos pese al nuevo incidente.

Comentarios 9

Unos 160 inmigrantes subsaharianos han intentado saltar la valla fronteriza que separa Melilla de Marruecos en dos nuevos asaltos en los han sido repelidos la mayoría de ellos, aunque entre cinco y diez personas han podido acceder a territorio español. Según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno, el primer intento se ha producido en torno a las 3:30 en la zona del Río de Oro, y ha estado protagonizado por unos 100 inmigrantes, que han sido neutralizados y repelidos hacia Marruecos.

Media hora más tarde, sobre las 4:00, esta vez en la zona de Barrio Chino, otro grupo de unos sesenta subsaharianos ha llevado a cabo otro asalto a la valla y se estima que entre 5 y 10 inmigrantes han conseguido su objetivo. Estos dos nuevos asaltos se producen después de que el domingo otro grupo de unos 60 inmigrantes protagonizara otro intento, también en la zona del Río de Oro.

Según han explicado fuentes policiales, los asaltos están perfectamente coordinados, ya que se producen casi a la vez y en dos zonas diferentes, conscientes de que los efectivos policiales se centran en repeler el otro intento. Para frenar a los inmigrantes, han intervenido agentes del Grupo de Reserva de Seguridad (GRS) de la Guardia Civil, especialistas en el control de masas, y que llegaron a la ciudad autónoma a mediados de agosto. Está previsto que, en principio, estos agentes permanezcan en Melilla hasta el 15 de septiembre, si bien no se descarta la llegada de un posible relevo, según las fuentes.

Margallo elogia la cooperación de Marruecos

Pocas horas después del incidente en Melilla, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha subrayado que el Gobierno de Marruecos colabora de forma "cordial, estrecha y extraordinaria" con el Ejecutivo español para controlar la llegada masiva de inmigrantes y evitar que se produzca un "efecto llamada". En una conferencia de prensa junto al presidente del Consejo Nacional Sirio, Abdul Baset Seida, García-Margallo ha destacado asimismo que la convicción de la Delegación del Gobierno en Melilla es que los intentos de saltar la valla fronteriza de esta ciudad autónoma y las llegadas masivas a Alhucemas responden a "una operación coordinada" de las mafias que trafican con seres humanos.

Tras recordar que seis de los inmigrantes llegados a la isla de Tierra han sido trasladados a Melilla y que la guarnición militar destinada en el Peñón de Alhucemas suministra asistencia humanitaria al resto, el ministro ha recalcado que el Gobierno marroquí está colaborando con el español de forma "enormemente cordial y estrecha" para evitar un "efecto llamada" que atraiga a masas de inmigrantes. "A los dos Gobiernos les interesa que no pase" y "las relaciones son espléndidas" entre ambos, ha insistido el jefe de la diplomacia española, y ha explicado que, después de que hablaran con sus homólogos marroquíes tanto él como el titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, en el marco de un diálogo bilateral "a todos los niveles", hoy "siguen las conversaciones". "Seguro que encontraremos una fórmula de cooperación entre los dos Gobiernos", ha recalcado García-Margallo, quien ha precisado que, por su naturaleza, estas conversaciones "tienen que ser discretas", si bien ha garantizado que "la cordialidad es absoluta" y que el ministro marroquí de Exteriores se ha mostrado "extraordinariamente colaborador".

La Delegación del Gobierno en Melilla y el Ministerio del Interior están buscando "la mejor solución" para resolver la situación creada por estas llegadas masivas de inmigrantes -cuyo número se elevan ya a 81- y este problema será tratado en la reunión de alto nivel hispano-marroquí prevista para el próximo 3 de octubre en Rabat, según ha confirmado el ministro. García-Margallo ha precisado en todo caso que España también desplegará sus esfuerzos en el seno de la UE, dado que la política migratoria europea es competencia de la Unión. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios