Once etarras eluden la cárcel tras un acuerdo con la Fiscalía

  • El fiscal Ignacio Gordillo considera que deben aplicarse algunas atenuantes

La Fiscalía llegó ayer a un acuerdo con los abogados de 11 acusados de pertenecer a ETA para reducir los seis años de prisión que solicitaba a los dos años. Esta condena implica que los procesados no deberán ingresar en la cárcel al no superar la pena los dos años de prisión.

Durante la celebración del juicio en la Audiencia Nacional, el fiscal Ignacio Gordillo consideró que podían aplicarse las atenuantes de dilaciones indebidas y confesión. Los acusados reconocieron los hechos recogidos en el escrito del fiscal, en el que les acusaba de pertenecer a comandos de información de ETA y suministrar datos sobre objetivos. Casi todos vistieron camisetas con el lema Stop Tortura junto a la fotografía del rostro deformado de uno de ellos, de nombre Unai Romano, supuestamente maltratado por las Fuerzas de Seguridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios