Órdago del PNV a Bildu

  • Urkullu emplaza a los herederos de Batasuna a exigir a ETA que desaparezca aprovechando el sábado la constitución de los ayuntamientos · Los socialistas vascos dicen que es para "curar su mala conciencia"

El presidente del PNV, Íñigo Urkullu, emplazó ayer a Bildu a aprovechar "la magnífica oportunidad" que supone la celebración este sábado de los plenos de constitución de los ayuntamientos para expresar su "exigencia de cese definitivo a ETA", una exigencia que obedece a la "mala conciencia" del PNV, según los socialistas vascos.

Urkullu consideró que si Bildu empieza su "tiempo de responsabilidad institucional" con esa exigencia a la organización terrorista conseguirá, además, "una mejor tarjeta de visita ante los partidos políticos que no quieren hablar con ella, cuando menos en público", en alusión a PSE-EE y PP.

El dirigente nacionalista ofreció una rueda de prensa en Bilbao en la que explicó la decisión de su partido de presentar y votar sus propias candidaturas a alcaldes y a diputados generales de los tres territorios históricos.

Urkullu apostó por "superar la política de frentes" y, por ello, dijo, "el PNV no entra en ninguna fórmula de pacto que suponga un sentido de 'ir a la contra de alguien'", tal y como sería, según su opinión, un frente PNV-PSE-PP para impedir que gobierne Bildu, que "tiene representación institucional con todas las de la ley".

"El PNV no renuncia" a gobernar en "ninguna de las instituciones, sea o no la fuerza más votada", aunque "será el ejercicio de otras fuerzas políticas" el que determine finalmente qué formación recibe más apoyos para gobernar. Así, Urkullu reiteró que este sábado, en el pleno de constitución de los ayuntamientos, el PNV se votará a sí mismo.

Preguntado sobre la posibilidad de alcanzar acuerdos de gobierno con Bildu -con independencia de que el PNV se vote a sí mismo en las instituciones-, Urkullu recalcó que "a futuro el PNV tiene que insistir en su propio proyecto". Además, agregó, "a día de hoy, de Bildu conocemos muy poco", ya que sólo ha presentado las "líneas genéricas" de su programa y su "currículum" en las instituciones "está en blanco".

"No parece fácil que el PNV comparta nada con Bildu en cuanto a responsabilidad de gobierno", recalcó Urkullu, quien consideró que a su partido "le merece la pena observar" si Bildu le disputará "la hegemonía del nacionalismo vasco".

Bildu considera a su vez que el PNV pretende "lavarse las manos" y, por omisión, dejar la gobernabilidad de las instituciones en manos del "eje constitucionalista español". A su juicio, con la "complicidad más o menos encubierta" de PSE y PP, la formación nacionalista va a intentar "por intereses partidarios y electorales de futuro, anular la voluntad de la ciudadanía vasca expresada en las urnas".

Los portavoces de Bildu Pello Urizar, Martin Garitano y Amaia Agirresarobe ofrecieron ayer una rueda de prensa en San Sebastián, en la que remarcaron que "no hay ningún pacto tácito" entre la coalición soberanista y el PNV, y pidieron al partido nacionalista que "aclare las cosas" porque "da la sensación de que quieren poner los huevos en diferentes cestas".

El portavoz del PSE-EE, José Antonio Pastor, denunció, por su parte, que el PNV ha alcanzado "un pacto vergonzante y clandestino" con Bildu para "repartirse" ayuntamientos y diputaciones. Además, anunció que, de no cambiar la posición de los nacionalistas, el PSE presentará sus propios candidatos en todas las instituciones y no apoyará un gobierno del PNV en Guipúzcoa. Pastor analizó, en una rueda de prensa en el Parlamento vasco, el anuncio del PNV sobre su decisión de no suscribir un pacto global con el PSE y el PP para que estos tres partidos gobiernen en los ayuntamientos y diputaciones en los que ninguna formación ha obtenido la mayoría absoluta, evitando así que Bildu lidere instituciones como la Diputación de Guipúzcoa. El dirigente del PSE lamentó que el partido presidido por Íñigo Urkullu "tiene un pacto vergonzante y clandestino con Bildu" para "repartirse" con la coalición las instituciones municipales y forales del País Vasco.

Respecto al emplazamiento de Urkullu para que Bildu exija el cese definitivo de la actividad terrorista de ETA, señaló que responde tan sólo a un intento del PNV de "curar su mala conciencia" y recordó que cuando eran los socialistas los que planteaban esta petición, los nacionalistas afirmaban que era algo que "estaba de más".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios