El PNV recalca que no dará su apoyo mientras no se negocie la 'agenda vasca'

  • Urkullu prefiere llegar a las elecciones autonómicas de otoño con el Ejecutivo central en marcha, "con el terreno de juego despejado"

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha recalcado este lunes que el PNV sólo baraja el apoyo a un futuro gobierno encabezado por el PP o por otra formación que negocie y avance en lo que denomina la agenda vasca, que empieza por el cumplimiento íntegro del Estatuto vasco, y ha añadido que si encuentra "disposición de verdad a hablar" de este asunto su partido lo valorará, "con un candidato u otro". 

"El PNV está dispuesto a sentarse a hablar, pero de sentarse a acordar, hay un largo trecho", ha dicho el dirigente vasco en declaraciones tras ofrecer una conferencia en los Cursos de Verano de la Universidad Complutense en El Escorial. 

Urkullu, que en varias ocasiones ha recordado que él no puede hablar en nombre de su partido porque no es quien lo dirige, ha asegurado que España está en una situación muy difícil porque atraviesa una crisis económica, social, institucional y de modelo de Estado y necesita "urgentemente" un nuevo gobierno, pero que las negociaciones parecen difíciles porque los partidos mantienen las líneas rojas y los vetos.

Por parte de su partido, no hay límites de entrada a sentarse en ninguna mesa, tampoco en compartir una con Ciudadanos -"es al contrario, Ciudadanos dice que con el PNV ni hablar"-, pero que en todo caso se debe debatir esa 'agenda vasca'. "La ha tenido el PSOE, la tuvo Pedro Sánchez, la tienen todos los partidos que puedan participar en un acuerdo de gobernabilidad", ha añadido. "Mientras no haya debate sobre la agenda vasca es muy difícil que haya ningún apoyo", ha zanjado. 

Iñigo Urukullu ha asegurado también que preferiría que se resolviese la formación de Gobierno antes de que se celebren las elecciones vascas de otoño, de finales de octubre, para que el clima sea más "estable" que ahora. "Querría que las formaciones estatales tuvieran su terreno de juego también despejado", ha dicho. "Desearía que el escenario político en Euskadi no estuviera condicionado por el escenario de relación política con el resto del Estado español", ha añadido. 

Urkullu ha recordado por último que él ha gobernado en minoría pero con estabilidad, buscando acuerdos con todos los partidos y con todas las instituciones, al margen de su color político, porque "es cuestión de cuál es la aspiración, la voluntad, la disposición". Pregunta si ha charlado con Rajoy en las últimas fechas o si dado que hoy está en Madrid pensaba encontrarse con él, ha asegurado que no. "Si él me llama le atenderé, pero no tengo ninguna pretensión de llamarlo", ha conclcuído. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios