PP y CiU impiden que Dívar explique al Congreso sus gastos en Marbella

  • Los populares esgrimen que la Cámara Baja no debe controlar al CGPJ y los socialistas replican que el Parlamento tiene "el derecho y la obligación" de solicitar esa información · El fiscal general sí pasa el filtro

El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Dívar, no comparecerá en el Congreso para explicar sus polémicos viajes a Marbella, tal y como habían solicitado el PSOE y el grupo de la Izquierda Plural, pero en cambio sí lo hará el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce.

Así lo acordó ayer la Mesa del Congreso, órgano encargado de calificar las peticiones de comparecencia que tramitan los grupos y que por seis votos en contra (PP y CiU) y tres a favor (PSOE), desestimó la presencia de Dívar, informó la vicepresidenta primera de la Cámara, Celia Villalobos.

El rechazo a tramitar este requerimiento se decidió porque la jurisprudencia del Tribunal Constitucional sobre comparecencias del presidente del CGPJ establece que el Congreso "no es competente" para "controlar" la organización interna del órgano de gobierno de los jueces y magistrados, según la vicepresidenta.

Por su parte, el vicepresidente segundo, Javier Barrero, lamentó que no se atendiera la solicitud del PSOE, que a su juicio tenía "toda la razón de ser" porque con ella los socialistas pretendían que Dívar informara de la "ejecución presupuestaria" de los fondos del CGPJ, cuyos presupuestos aprueba el Parlamento.

Barrero hizo además hincapié en que existen varios precedentes de comparecencias parlamentarias del propio Dívar y de su antecesor Francisco José Hernando, por cuestiones similares.

De esta manera, el grupo popular y el socialista utilizaron argumentos opuestos a la hora de estudiar si el también presidente del Tribunal Supremo puede ser convocado por el Congreso para dar cuenta de los gastos de sus polémicos viajes a Marbella.

"En la democracia existen tres poderes, ninguno está por encima de ninguno y hay que respetar la comparecencia y la autonomía de cada uno de ellos", enfatizó Celia Villalobos. La diputada popular también dijo que la Cámara Baja carece de competencias para exigir a Dívar que explique las "cuentas internas" del CGPJ y aseguró que así lo establece la Ley Orgánica que regula este órgano.

Villalobos reconoció que el presidente del Supremo ha comparecido anteriormente en el Congreso, aunque recordó que fue para presentar la memoria anual de la institución que dirige o por "temas externos", como sentencias o indultos del Gobierno. Pero la Cámara, insistió, no puede entrar en "cómo se organizan internamente" y gestionan sus recursos los responsables del Consejo.

Desde el punto de vista opuesto, el socialista Javier Barrero puso el acento en el hecho de que el Parlamento "tiene todo el derecho e incluso la obligación" de solicitar información de otros poderes del Estado, sin que ello suponga que tengan que ser "controlados". "Qué mejor que esta Cámara para solicitar informe, que no control, de cómo se están usando los dineros aprobados por esta Cámara para transferir al CGPJ", proclamó.

Y si para el PP la jurisprudencia avala la negativa a la comparecencia de Carlos Dívar, en opinión del vicepresidente segundo del Congreso existen "muchísimas sentencias" del Tribunal Constitucional que permiten sostener lo contrario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios