España

El PP pide la comparecencia de Bermejo, la fiscal y el comisario que estuvieron en la cacería

  • Quieren que expliquen su coincidencia con Garzón, contra el que se querellan por prevaricación y por su negativa a inhibirse de la investigación.

Comentarios 3

El PP presentó ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo una querella criminal por prevaricación contra el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, así como por no haberse inhibido en la investigación de la operación 'Gürtel'. En su escrito, el PP solicita también la comparecencia del ex ministro de Justicia Mariano Fernández Bermejo, la fiscal de la Audiencia Nacional María Dolores Delgado y del comisario de la Policía Judicial Juan Antonio González, para que expliquen su participación en la cacería de Jaén junto al juez Garzón. Por su parte, el presidente de PP, Mariano Rajoy, consideró que se trataba de una querella "de libro", y solicitó "una justicia imparcial".

El PP solicitó en un escrito presentado ante el Tribunal Supremo la práctica de varias diligencias para establecer los hechos ocurridos durante la cacería celebrada en Jaén el mismo fin de semana en el que se filtraba "a los medios la existencia de un proceso contra el PP por presunta corrupción", elementos que "refuerzan" la creencia de un "comportamiento doloso" del magistrado Garzón. Por ese motivo, solicitan la comparecencia de Bermejo, Delgado y González, para que expliquen la participación en la cacería. "La coincidencia de ambas circunstancias merece una explicación y no parece que pueda considerarse inocente" a Garzón, añade el escrito, que precisa que es especialmente evidente si "se analiza el comportamiento posterior del querellado respecto al PP". 

El escrito presentado, de 16 folios, denuncia la "decisión consciente de suplantar la ley" por parte del juez Garzón, y el hecho de que no se haya inhibido ya en la causa sobre una presunta trama de corrupción cuando él mismo reconoció "expresamente" que "existen aforados implicados". "Sólo con una decisión consciente de suplantar la ley por la propia voluntad se puede justificar un mantenimiento de una competencia indebida", señala. Y añade como dato de ese posible comportamiento "doloso" el hecho de que Garzón "no haya permitido al PP personarse como acusador particular y tampoco haya resuelto sobre esa misma petición formulada por la Comunidad de Madrid" cuando "hace más de diez días que se le solicitó".

Los populares recuerdan, además, que Garzón ha "superado con creces" el plazo de tres días que el pasado miércoles le dio el fiscal para inhibirse en la causa que investiga la trama derivada de la operación 'Gürtel', al haber aforados imputados, en favor del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid. En este sentido, el partido presidido por Mariano Rajoy apela al artículo 303 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que establece que, en caso de que haya aforados imputados en la causa, el juez encargado de la misma deberá remitir "las diligencias en el término más breve posible, que en ningún caso podrá exceder de tres días, al tribunal competente". "No hay, pues, que esperar a que se terminen de realizar las diligencias acordadas: sólo se practican las urgentes", recuerda el PP.

Por todo ello, los populares solicitan que se admita esta querella contra Garzón "como presunto autor" de un delito de prevaricación, por considerar que con su actitud ha incurrido en una "reiterada conducta manifiestamente injusta a sabiendas". El PP añade a la prevaricación un delito contra los derechos individuales de los ciudadanos y pide una pena de "inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de diez a veinte años". Igualmente demandan que se cite al representante legal del PP para que se ratifique en esta querella, que se lleve a cabo un interrogatorio del querellado, el juez Garzón, y que se libre oficio a los varios periódicos que cita en la querella para que "acrediten la veracidad de los hechos" que recogieron en sus publicaciones.

El PP pide también que se libre exhorto a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional para que remita testimonio de los folios de las diligencias previas, a fin de determinar las actuaciones practicadas por el querellado relativas directamente a personas aforadas o realizadas una vez que existían indicios de incriminación relativos a dichas personas. Una vez presentada la querella, se prevé que el Supremo pida informe a la Fiscalía para que conteste si el TS es competente para estudiar este asunto y, si es competente, que proceda a su admisión o no a trámite. En el caso de que se admitiese, se nombraría un instructor para que estudiara las diligencias que reclama el PP, por lo que la resolución de esta querella puede prologarse varios meses.

Por su parte, Mariano Rajoy insistió en que que es necesario "una justicia imparcial, con apariencia de imparcialidad", pues aseguró que "hay algunas cosas que están pasando en España estos días en plena campaña electoral que a nadie le gustan, ni le pueden gustar, piensen como piensen y sea como sea su ideología".  En declaraciones a los medios, Rajoy explicó que hay que disponer de una justicia en la que "no se produzca la indefensión de la gente" y en la que "se respeten los derechos de los ciudadanos". "Y luego, el que la haga que la pague, pero la Justicia tiene que ser imparcial en el fondo, pero también en las apariencias", apuntó.

Asimismo, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aseguró que la consulta del juez Baltasar Garzón a la Fiscalía Anticorrupción para saber si debe inhibirse en la investigación de la trama de corrupción enmarcada en la operación 'Gürtel' "da la razón al PP en los planteamientos que realiza sobre el juez". "Si pregunta si tiene que realizar una remisión a otro tribunal superior, lo que está es dando la razón, como hemos dicho ya hace muchos días en el PP", subrayó en declaraciones a los medios de comunicación durante un paseo por Lugo. En este sentido, consideró que cuando un juez está haciendo algo "a sabiendas de lo que no tiene que hacer, eso se llama prevaricación". "Nosotros hemos puesto una querella por prevaricación contra el juez Garzón, que esperemos que cumpla con su obligación, que es aplicar la ley y no incumplirla", recalcó.

A su vez, De Cospedal tachó de "sorprendente" que las noticias sobre esta supuesta trama que afecta a algunos cargos del PP lleguen a través de "continuas filtraciones", que son, según advirtió, "un atentado flagrante al Estado de derecho y a los derechos que reconoce la Constitución". "Esto es, desde nuestro punto de vista y de cualquier ciudadano español, un atentado a la presunción de inocencia y a los derechos que nos amparan desde la Constitución. Son un escándalo y absolutamente indignantes las filtraciones que se están produciendo", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios