El PP, dispuesto a acordar "sin vetos" la renovación del Constitucional

  • Populares y socialistas esgrimen los mismos argumentos para culparse mutuamente de que la decisión aún no se haya adoptado.

Comentarios 7

El PP está dispuesto a llegar a un acuerdo con el PSOE para renovar el Tribunal Constitucional  antes del 30 de junio. La única condición es que las negociaciones se lleven a cabo "sin vetos" y sin teorías "descabelladas", explicó Soraya Sáenz de Santamaría, su portavoz en el Congreso. Mientras los populares culpan al partido del Gobierno de haber provocado esta situación con su actitud, los socialistas lanzan las mismas críticas al bando contrario. Los partidos minoritarios reparten responsabilidades y explican que, como grupos mayoritarios, los dos son causantes de que todavía no se haya presentado a los magistrados que ocupen los cuatro puestos pendientes de reelección. 

"Sin vetos" y sin teorías "descabelladas". Con esta base, los populares se declaran dispuestos a acordar con el PSOE la renovación del Constitucional, algo "inaplazable" que pondrá fin al "deterioro" que sufre la institución. Santamaría explicó, después de la Junta de Portavoces de la Cámara Baja, que José Bono, presidente de la institución ha dado un plazo a los grupos para plantear sus candidatos. El Congreso tiene pendiente la elección de tres magistrados desde el pasado noviembre, y de otro más desde finales de 2007. El límite, el 30 de junio. 

La dirigente no quiso ahondar en detalles sobre si su formación insistirá en presentar a Enrique López. El magistrado fue portavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) durante el Gobierno de José María Aznar y su candidatura ya se planteó cuando el Senado tenía que elegir. El PP lo retiró porque el PSOE sostenía que no cumplía los años de ejercicio profesional que se requieren para el cargo. 

Sáenz de Santamaría recordó que ese argumento ya "ha desaparecido" y que López es apto desde el punto de vista formal. De ahí la petición de que no haya trabas: "Las negociaciones no pueden ser asimétricas ni desiguales, si se dice que no hay vetos, no hay vetos". Además, la dirigente cree que hay que construir los consensos sobre lo que ya acordaron José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno, y Mariano Rajoy, líder de la oposición, en 2008.

La popular afirmó que no hay que "repartir culpas", a pesar de lo cual aseveró que el PSOE es "muy responsable" del deterioro institucional que padece el máximo intérprete de la Constitución. Más aún, Santamaría dijo que los socialistas son los únicos culpables de que la silla que Roberto García Calvo dejó libre al fallecer no haya sido reasignada. En cuanto a aquello de las "teorías descabelladas", mencionó a Ramón Jáuregui y Francisco Caamaño, ministros de la Presidencia y de Justicia, respectivamente.

El primero dijo que el PP puede tener la tentación de no querer renovar ahora el Constitucional y esperar a poder negociar en mejores condiciones, es decir, después de las elecciones generales de 2012. El segundo denunció "la falta de lealtad constitucional" del PP, que, desde su punto de vista, sigue la estrategia de "o lo que yo quiero o la nada". De hecho, Caamaño mantuvo que la candidatura de Enrique López es una "imposición" que ha ido acompañada de "las críticas más duras". Éstas "no iban contra las resoluciones mismas, lo cual es lícito, sino contra el propio nervio de la institución". El responsable de Justicia agregó que, por ese camino, los populares "están dañando de verdad a España y a la democracia española". Santamaría optó por "no echar leña al fuego que quiere prender el Ejecutivo", aunque sí acusó a los ministros de querer "enredar" y confundir a los ciudadanos con esos comentarios. 

Los populares acusan al PSOE de falta de lealtad

El seno popular corrobora las afirmaciones de Sáenz de Santamaría. Juan Manuel Moreno, coordinador de Política Autonómica y Local, culpó al PSOE de la no renovación y lo acusó en TVE de falta de lealtad. "Llegamos a un acuerdo en el que no había veto por parte de ningún grupo político. Nosotros ejercitamos ese acuerdo y no vetamos a ninguno de los candidatos a magistrados que propuso el PSOE y sus comunidades a través del Senado y, sin embargo, el PSOE no cumplió esa parte del acuerdo".

Se refería al caso de Enrique López, "un problema importante" porque "ha generado una gran desconfianza" entre ambas formaciones. "Si nosotros no vetamos, ellos que no veten", afirmó, reiterando que el Grupo Popular "ha cumplido". A ojos de Moreno, "lo que hace falta", es buscar nuevas fórmulas, quizá novedosas, a la hora de elegir a los magistrados y en los propios mandatos de los magistrados". Para ello, "habrá que echarle imaginación y buscar fórmulas de desbloqueo".

Desde el otro bando, las acusaciones son similares. Eduardo Madina, secretario general del Grupo Parlamentario Socialista, culpa al partido de la oposición de lo mismo y le insta a presentar una "nueva propuesta" de candidatos. "Quien tiene el veto en su mano es el PP; el PP sabe cuál es el contenido de su veto y si quiere renovar tiene que modificar lo que hasta ahora en su mano ha significado un veto". El socialista dijo que no quería "entrar en un pimpampúm" con la otra formación, a pesar de lo cual la culpó de bloquear la renovación "durante meses y meses" si no se ajustaba "estrictamente" a lo que quería. Con ello, instó a los populares a presentar una nueva propuesta que demuestre que, "por una vez, no existen distancias entre las cosas que dicen y las de hacen".

Madina aprovechó para resaltar las críticas del PP al Constitucional en los últimos meses. Con ironía, habló del "enorme cariño" que demuestran sus miembros "cuando emiten sentencias que no les gustan", con alusión directa a la propia Sáenz de Santamaría, a María Dolores de Cospedal, 'número dos' del partido, y a Esteban González Pons, vicesecretario de Comunicación.

Los grupos minoritarios culpan a los dos

El PNV culpa a las dos formaciones. Josu Erkoreka, su portavoz en el Congreso, dijo que ambas son responsables del bloqueo y recordó que este asunto "concierne de manera especialmente intensa a los grupos que pueden hacer efectiva esa resolución"; los dos mayoritarios. ERC opina lo mismo e insiste en que éstas tienen "mayor responsabilidad" porque existe un "auténtico empate infinito entre la impotencia del PSOE y el partidismo del PP", al que ve "obsesionado en tener mayoría". Este grupo e IU-ICV volvieron a animar al resto de minorías de la Cámara Baja a consensuar un nombre para presentarlo como candidato, ahora que el Constitucional "está en Cuidados Intensivos", según Joan Ridao, portavoz republicano. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios