Elecciones europeas Zapatero y Rajoy siguen eclipsando a sus respectivos candidatos

El PP, unánime caballo ganador

  • Todos los sondeos prevén una victoria de los populares y una participación muy baja en los comicios del domingo · La polémica de los desplazamientos de Zapatero en Falcon remonta el vuelo

Comentarios 7

El PP entra con ventaja en la última semana de la campaña según el último aluvión de sondeos; todos, sin excepción, dan como ganadora a la candidatura que lidera Jaime Mayor Oreja, y los dirigentes populares pidieron prudencia y advirtieron que las encuestas sólo marcan tendencias.

La presumible ventaja del PP sobre el PSOE en las elecciones europeas del domingo oscila entre los 2,2 puntos que le otorgan los diarios Abc o El Mundo hasta los casi 4 de El País.

Todos los sondeos prevén una participación muy baja, inferior al 50% del censo de votantes, así como un parco resultado para Iniciativa Internacionalista, la coalición depositaria del voto la izquierda abertzale, que se quedaría fuera de la Eurocámara.

Entre tanto, la tregua aérea que parecieron darse el sábado los dos grandes partidos se ha roto. El ministro de Fomento, José Blanco, puso un plazo y le pidió a Mariano Rajoy que le dijera antes de las dos de la tarde de ayer si quería seguir hablando de "avioncitos" y, en ese caso, anunció que explicaría "a qué empresa para qué fines y cuánto costó al erario público la contratación deavioncitosdel Gobierno del PP".

La respuesta llegó por partida doble: el PP presentó ayer por la mañana una denuncia ante la Junta Electoral Central por los desplazamientos en Falcon del presidente del Gobierno (y secretario general del PSOE) a los mítines, mientras que Mariano Rajoy no sólo se mostraba dispuesto en Zaragoza a seguir hablando del tema, sino que retaba a Zapatero a detallar el uso de los aviones oficiales durante su mandato y a hacer lo propio con los datos de la época de Aznar.

Rajoy llamó a la movilización del electorado y reaccionar contra un Gobierno "incompetente". El líder del PP retó al presidente del Gobierno a aclarar qué uso ha dado en cinco años a los aviones oficiales y a compararlo con el que les dio José María Aznar durante sus dos legislaturas en el poder. Es una iniciativa "democrática" y "transparente" que, no obstante, pone de manifiesto "el cansancio" de los ciudadanos (él se incluyó al emplear el plural mayestático) "de la chulería de algunos, de su prepotencia".

Otro que se sumó a las peticiones de que se hagan públicas las listas de vuelos oficiales fue el ex presidente del Gobierno Felipe González, quien sugirió al Ejecutivo que difunda los datos de los últimos treinta años -incluyendo así su mandato- porque está convencido de que los del PP abusaron de los Falcon y quiere poner en evidencia su "doble moral".

Zapatero, por su parte, se mantuvo al margen de la polémica aérea. Visitó Baracaldo y allí hizo el consabido llamamiento a ETA para que abandone la violencia "de una vez y para siempre", y cargó contra el proyecto "ultraconservador" del candidato europeo del PP, al que advirtió que en Europa no cabe "imponer ninguna moral ni ningún credo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios