El PSOE califica de "delirantes" las palabras de Cospedal

  • La número dos del PP acusó a Rubalcaba de crear un "Estado policial" y utilizar las instituciones en beneficio propio

El portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, tachó ayer de "delirio" las palabras de la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, sobre la existencia de un "Estado policial" y replicó a la número dos del PP que España es un Estado democrático.

En rueda de prensa en el Congreso posterior a la reunión de la Junta de Portavoces de la Cámara Baja, Alonso arremetió contra las declaraciones de De Cospedal, que el lunes opinó que "la utilización de la Policía Judicial que hace el Ministerio del Interior desde hace un tiempo, especialmente por los mandos policiales de ese Ministerio, es propia de un Estado policial".

"Son delirantes", apreció Alonso, quien recordó a la secretaria general del PP que la Policía y la Guardia Civil actúan bajo la dependencia funcional de los jueces y fiscales. "Y quien dice lo contrario está mintiendo", apostilló el portavoz.

A su entender, con esas reflexiones "delirantes", De Cospedal pretende "confundir a los buenos con los malos".

Tras constatar que las reglas se respetan en un Estado de derecho como el español, concluyó asegurando que así ha sido y que así "va a seguir siendo en el futuro".

También ayer la portavoz del grupo del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, en la misma línea a lo declarado por De Cospedal, acusó a Rubalcaba, de dedicar "escaso tiempo" a las tareas propias de su Departamento para "controlar causas contra otros partidos".

Mientras, la mayoría de los grupos parlamentarios rechazaron ayer la proposición de ley de libertad religiosa presentada por ERC-IU-ICV, que planteaba entre otros aspectos prohibir que los cargos públicos e institucionales participen en ceremonias y ritos de cualquier creencia en el desempeño de sus responsabilidades.

El Grupo Parlamentario Socialista, el Partido Popular, Convergencia i Uniò, y Unión Progreso y Democracia (UPyD) se mostraron contrarios a la aprobación de esta proposición, mientras que el Bloque Nacionalista Gallego (BNG) y el Partido Nacionalista Vasco (PNV) apoyaron la tramitación de la ley.

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Jorge Fernández Díaz, aseguró que la "peculiar visión" que recoge la proposición de ley discrimina a los cargos públicos por creencias y convicciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios