El PSOE dice que escucha a los indignados y el PP que ellos son la solución a su indignación

  • Los populares consideran que el blanco de las críticas de los manifestantes es Zapatero y los socialistas que "la democracia son partidos políticos".

Comentarios 61

Los dos principales partidos han intentado conquistar al movimiento 15-M tras el éxito de sus movilizaciones del domingo, y mientras el PSOE ha asegurado que escucha y comparte muchas de sus preocupaciones, el PP se ha presentado como la solución a su "indignación".

Un día después de las masivas manifestaciones del movimiento 15-M, la Ejecutiva del PSOE ha garantizado que escucha las reivindicaciones de este colectivo y ha asegurado que "toma nota" de muchas de sus propuestas. El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, ha felicitado a los organizadores por haber logrado marchas pacíficas aislando a los pequeños grupos partidarios de acciones violentas.

Los socialistas, ha dicho, también creen que el sistema democrático, el sistema de representación, el funcionamiento de las instituciones y el de los partidos es "perfeccionable" y están decididos a escuchar y a reflexionar, porque muchas de las propuestas de las manifestaciones y acampadas les son "útiles". Pero el secretario de Organización del partido ha querido también poner en valor la política y dejar claro a los indignados que "la democracia son partidos políticos".

El PSOE mantiene el análisis de que las protestas son consecuencia de la grave crisis que atraviesa el país, mientras que el PP cree comprensible que "la gente esté indignada" con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, por cuanto "ni quiso ver que llegaba la crisis" ni, después, "supo resolverla".

Tras la reunión del Comité de Dirección del PP, el vicesecretario de Comunicación del partido, Esteban González Pons, ha asegurado que "la solución a la indignación" que los ciudadanos están expresando en las calles la dieron las urnas el pasado 22 de mayo cuando se puso de manifiesto que su partido representa el cambio. "Nos vamos a preparar para ser la alternativa que la dignidad de España está exigiendo", ha apostillado Pons, quien ha reconocido que el Movimiento 15-M sí les ha hecho reflexionar sobre las motivaciones de una parte importante de la ciudadanía.

Desde que se activó el Movimiento hasta el domingo, según Pons, existe una corriente relacionada con el 15 de mayo y otra que se identifica más con el 19 de junio, pero tanto una como otra no se caracterizan por ser "antiPP", sino por airear su malestar con todos los partidos. Los populares, además, no minusvaloran las manifestaciones y están atentos a las propuestas de los indignados, si bien, ha apostillado el mandatario del PP, tampoco hay que minusvalorar el peso de las urnas. Con lo que no está de acuerdo el Partido Popular es con la posible convocatoria de una huelga general o con que "España se aísle de Europa y del mundo".

En Izquierda Unida no se han pronunciado directamente sobre las manifestaciones, aunque su coordinador general de IU, Cayo Lara, sí que se ha referido a lo ocurrido la pasada semana, cuando fue abucheado por un grupo de indignados mientras participaba en una concentración para evitar un desahucio en Madrid. Lara ha contado que decidió unirse a "los chavales" y sentarse "en la puerta de un vecino" al que querían "echar a la calle" como ha hecho muchas otras veces en distintas manifestaciones a las que asistía "muy poquita gente". Ha considerado que los jóvenes que le abuchearon se habrán planteado "que no fueron justos con esa actuación" porque "no estaban con uno que estaba frente a ellos", sino con uno que "lleva muchos años junto a ellos, aunque muchos de ellos no lo sepan".

Desde CiU, su portavoz en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha considerado "inviables" las propuestas más radicales de los indignados porque supondrían "destruir" el sistema parlamentario actual. Tras la reunión del comité de gobierno de Unió, Duran se ha desmarcado de las voces que reclaman asumir algunos de los planteamientos del movimiento del 15-M y ha alertado de los peligros que conllevaría hacer caso de estas ideas. Más que por los miles de indignados que se manifestaron, Duran se ha mostrado preocupado por las "miles de personas" que se quedaron en casa pero que igualmente "no ven claras las cosas y están indignadas" por la crisis y el paro. "No podemos pensar que la respuesta está fuera del sistema democrático", ha proclamado Duran, que sí ha reconocido que "se puede mejorar el sistema" actual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios