Page ve "previsible" que el próximo Congreso del PSOE "no tenga un solo candidato"

  • El presidente manchego dice que Sánchez tiene una postura de "resistencia" pero cree que "hay que hablar claro" de la persona y equipo "que pueda ganar dentro de tres años" y evitar "reproches".

El presidente de Castilla-La Mancha y secretario general del PSOE en esta Comunidad autónoma, Emiliano García-Page, ha asegurado que "no sabe lo que va a pasar" en el próximo Congreso Federal que celebren los socialistas aunque ha señalado que "es previsible que no tenga un solo candidato". 

Así lo ha manifestado en una entrevista en la Cadena Ser, aunque ha puntualizado que este planteamiento "tampoco es seguro", ya que él mismo no tiene "noticia cierta" de ello. No obstante, ha asegurado que en el próximo Congreso "hay que hablar con claridad" de la persona y del equipo "que esté en mejores condiciones para ganar la voluntad mayoritaria dentro de tres años" y no de la persona o el equipo "que lo ha hecho bien o mal", evitando "los reproches" y "mirando hacia delante".

Resistencia de Sánchez

A su parecer, "afortunadamente hay mucho equipo dirigente" en el PSOE  y ha destacado que el líder del partido, Pedro Sánchez, "tiene un planteamiento de resistencia" pues ha vivido "momentos muy difíciles" añadiendo que "no ha ganado todas las batallas pero se puede apuntar alguna". 

Dibujando un futuro panorama electoral, ha indicado que "dentro de cuatro años Rajoy no estará, será un candidato renovado del PP" y permanecerá la "voluntad de Podemos a seguir dando la batalla, casi encaminándose al espacio" del PSOE, una realidad política que, a juicio de García-Page, "deja mucho hueco, mucho campo" a su partido pero con un punto de dificultad. 

Respecto a los liderazgos, ha considerado que en el PSOE llevan "muchos años hablando de alternativas" y teniendo "problemas de sucesión desde que se fue Felipe González", que, en su opinión, "fue el gran maestro y el gran faro". "Tenemos un cierto reparo a hablar de liderazgos", ha afirmado. 

Posición de investidura

Tras insistir en que en que el PSOE no favorecerá la investidura de Rajoy con su abstención, García-Page ha indicado que si finalmente hay "bloqueo institucional" y el PSOE se encontrara "ante un punto ciego en el que no ve nada", pondrá toda su confianza "en el conductor", esto es, Pedro Sánchez. 

Respecto si a la posición del PSOE la debe tomar el propio Sánchez o el Comité Federal, ha indicado que si hubiese un pacto, el Comité Federal tiene que ser el órgano que pueda "tomar las decisiones máximas", aunque ha mostrado su predisposición a participar en la "opinión última" de Pedro Sánchez. 

No obstante, ha afirmado que esto no va a representar un problema, al tiempo que ha defendido que "hay momentos en la vida en los que el 'cabeza' tiene que tomar una decisión" "Queremos escuchar al secretario general porque ser líder significa llevar la iniciativa", ha afirmado.

"Si el PP sigue acosando, se encontrará una sorpresa"

García-Page ha reafirmado que el PSOE no es la única alternativa con la que cuenta Rajoy, criticando que hay "dirigentes del PP que han pasado de insultar obscenamente como demonios" a los socialistas a pedirles apoyo de Estado "al día siguiente". 

"Nosotros estaremos en los grandes acuerdos, lo que no queremos es pan para hoy y hambre para mañana", ha afirmado, añadiendo que si "el PP sigue en actitud de acosarnos se puede encontrar una sorpresa". 

Preguntado por una posible alternativa del PSOE de ceder algunos de sus diputados, tantos como fuese necesario matemáticamente para permitir que la investidura de Rajoy se llevase a cabo, el líder regional del PSOE ha asegurado que esta estrategia no se va a producir  "a priori". No obstante, ha abogado por no avisar de las tácticas ni decir lo que habrá en el momento final, dejando claro que el PSOE tiene una "clara voluntad de que no haya terceras elecciones" por lo que "va a ayudar al PP a que haga una escenario distinto". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios