El Parlamento vasco exige el máximo celo a la Fiscalía ante las denuncias de torturas

  • La Cámara de Vitoria exige que se grabe a los detenidos en todas las dependencias policiales

El Parlamento vasco reiteró ayer su rechazo "más rotundo" a la utilización de la tortura, de los malos tratos y de la vejación a personas detenidas y pidió a la Fiscalía que "extreme el celo" para investigar "hasta el final" las denuncias al respecto.

Consenso y satisfacción son las dos palabras que más repitieron ayer los portavoces de los grupos parlamentarios de PNV, PSE-EE, Aralar y UPyD, que transaccionaron en el Pleno de la Cámara una enmienda sobre el rechazo a las torturas de detenidos.

EB apoyó la enmienda en la votación, mientras que el PP y EA se abstuvieron

El Pleno de la Cámara vasca iba a debatir conjuntamente dos proposiciones no de ley, una de Aralar y otra del PNV, sobre los protocolos de actuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado que se aplican en las detenciones. Finalmente el debate se centró en la enmienda transada aprobada en la que el Parlamento, además de expresar su rechazo a la utilización de tortura, se compromete activamente con la tarea de impulsar medidas de prevención y refuerzo del sistema de garantía de derechos, especialmente en el ámbito de la detención incomunicada.

Asimismo el Parlamento de Vitoria instó al Departamento de Interior vasco a que siga incorporando a los protocolos de actuación vigentes medidas de prevención y de mejora sugeridas por organismos internacionales, y reclamó al Ministerio de Interior que impulse "en toda su potencialidad" la medida 97 recogida en el Plan de Derechos Humanos del Reino de España, en el que se dice que la grabación audiovisual de los detenidos debe ser sistemática y cubrir todas las dependencias policiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios