Pleno de frutas y verduras

CON la Grecia de Europa provocando más daños de los previstos, el presidente del Gobierno tuvo que tirar de teléfono para explicarle al líder de la oposición que la situación económica, con los mercados acechantes, no estaba para muchas más bromas. Para reclamar una rebaja del despropósito sobre las cuentas públicas de Castilla-La Mancha y los expedientes X de los documentos públicos, la vicepresidenta económica le insistió también telefónicamente al presidente de los populares en la urgente necesidad de que sus portavoces -los que, según Marcelino Iglesias, hacen de polis malos- suavizaran de inmediato las críticas.

Con este preámbulo y la declaración de lealtad institucional proclamada por el propio Rajoy el lunes tras exigir conocer las cuentas de las comunidades "a calzón quitado", la sesión de control al Gobierno de ayer en el Congreso estuvo centrada en el desastre del sector hortofrutícola por la crisis del E.coli en Alemania, gracias a la información falsa transmitida por la ministra de Sanidad de la ciudad-estado de Hamburgo. A pregunta del portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, Rodríguez Zapatero, sabedor de que las ayudas de la UE se quedarían cortas -unos 210 millones de euros-, apuntó la posibilidad de abrir una "línea de financiación especial, singular" del ICO para el sector.

Las ministras de Sanidad y de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Leire Pajín y Rosa Aguilar, también tuvieron que responder una batería de preguntas del PP sobre este asunto y a algunas de su bancada. En esta ocasión, el cara a cara entre los dos primeros espadas de la política nacional se centró en la falta de créditos para las pequeñas y medianas empresas y los trabajadores autónomos. Con un perfil bajo y una moderación propia de quien se siente seguro ganador y puede permitirse el lujo de sestear, tras vestir el muñeco con unos datos comparativos sobre los créditos a pymes en Europa, Rajoy concluyó que "sin confianza y sin crédito es imposible la recuperación económica, y yo me temo que ustedes no están en condiciones de aportar confianza a la economía española ni de resolver el problema del crédito".

Más hundido que tocado, el líder socialista aprovechó la coyuntura para exigirle a Rajoy que hiciera algo para "generar confianza sobre la economía española en el exterior".

En el segundo escalón parlamentario, la portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, recibió al futuro candidato socialista a la presidencia del Gobierno en 2012, Alfredo Pérez Rubalcaba, con artillería pesada. Fuera por las hormonas o por la estrategia, el caso es que la vallisoletana aumentó su tono para dejarle claro al vicepresidente primero que el PP va a insistir hasta la saciedad en que su permanencia en el Gobierno es incompatible con su condición de candidato socialista. Por el camino, dejó algunos titulares: "Usted presume de ser un esprínter, pero tardó una semana en tomar cartas en el asunto (crisis hortofrutícola)… Quien lleva siete años de la mano de don José Luis Rodríguez Zapatero tiene muy poco de qué presumir y mucho de lo que arrepentirse. Yo se lo voy a decir sin matices, señor Rubalcaba: usted es lo último que necesita España".

Sobre el asunto de marras, el jefe de los policías le respondió que dejará el Gobierno "cuando crea que mis responsabilidades son incompatibles con las del partido". "Lo haré, pero lo que no voy a hacer es callarme. O sea, que aquí o ahí me van ustedes a seguir escuchando diciéndoles algo tan sencillo como que piensen alguna vez en el interés general. Piensen de verdad, que no hace daño a nadie", sentenció.

Eta vez, la bancada popular aparcó el clásico del caso Faisán.

La otra novedad de la jornada es que el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial y Administración Pública, Manuel Chaves, no tuvo que responder a ninguna pregunta sobre los ERE o familiares directos. El diputado popular Juan Manuel Moreno Bonilla le preguntó si el Gobierno tiene intención de convocar la Conferencia de Presidentes. Chaves dijo que ya veremos. Lo único cierto es que el Consejo de Política Fiscal y Financiera se reunirá a finales de julio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios