Prisión para los últimos detenidos de ETA por pertenencia al grupo y tenencia de armas

  • Los arrestados en el momento de su captura iban armados y circulaban en un coche robado con matrículas falsas, que transportaba material para explosivos.

Los presuntos etarras detenidos el pasado domingo en el suroeste de Francia, Oroitz Gurruchaga y Xavier Aramburu, fueron enviados a prisión provisional la pasada madrugada, dijeron este viernes fuentes judiciales. La Justicia gala decidió anoche la apertura de una investigación judicial sobre los dos, contra los que pesan, entre otros, los cargos de pertenencia a ETA, tenencia de armas y explosivos y falsificaciónde documentos y matrículas.

En total hay contra ambos catorce cargos de inculpación, precisaron las fuentes, quienes destacaron que todos ellos están en relación con su actividad terrorista en la banda. Las fuentes confirmaron que no se han encontrado por el momento que Gurruchaga, que con Aramburu compareció el jueves ante la justicia, fuera el jefe militar de ETA. La información de la que se dispone hasta ahora indica que no hay pruebas de que Gurruchaga fuera jefe de los comandos, razón por la cual no se le acusa de ser dirigente de una organización terrorista.

Entre los cargos considerados por el juez instructor están los de pertenencia a una asociación de malhechores con vistas a la preparación de actos terroristas, falsificación, posesión y uso de documentos administrativos, así como la tenencia y transporte de armas y de explosivos. Cuando fueron arrestados el domingo por la tarde en un pueblo de las Landas (suroeste de Francia) los dos hombres iban armados y circulaban en un coche robado con matrículas falsas en el que se encontró un kilo de material para la fabricación de explosivos y varias ampollas de mercurio utilizadas para hacer artefactos.

Hasta ser conducidos al Palacio de Justicia de París, Gurruchaga y Aramburu han estado en la sede de la Subdirección Antiterrorista de la policía francesa (SDAT) en las afueras de París, adonde habían llegado el martes a última hora. Allí continuó la fase de interrogatorios por parte de los investigadores, que en casos de terrorismo en Francia puede prolongarse hasta 96 horas desde el momento de la detención.

El Ministerio español del Interior había avanzado el pasado lunes que Gurruchaga presuntamente dirigía los grupos armados de ETA desde mediados de 2010, cuando se cree que asumió el mando a raíz de los sucesivos arrestos de los anteriores responsables, y supuestamente era también jefe del aparato de captación de ETA. El departamento de Interior, que definió a Aramburu como su lugarteniente, dijo sospechar que la presencia de ambos en el sur de Francia podría deberse al establecimiento de citas de captación de nuevos miembros de ETA, que el pasado 20 de octubre anunció el cese de su actividad terrorista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios