Desafío secesionista en Cataluña

Puigdemont admite que los Mossos tendrán que retirar las urnas si existe orden de un juez

  • Sobre una hipotética detención: "No me gustaría, pero si tiene que pasar vamos a hacer frente a cualquier situación".

Puigdemont Puigdemont

Puigdemont / Efe

Comentarios 1

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha admitido que los Mossos d'Esquadra tendrán que retirar urnas durante la jornada del referéndum de autodeterminación del 1 de octubre si reciben la orden de un juez, aunque considera que esa hipotética situación iría "contra toda lógica policial".

"Si reciben el mandato de un juez, deberán cumplir el mandato, pero dudo mucho que el 1 de octubre, con millones de personas queriendo votar, se pueda primar que la acción policial sea retirar unas urnas", ha explicado Puigdemont en una entrevista al programa 'Salvados' de La Sexta.

Durante la entrevista, que fue grabada el pasado viernes, Puigdemont ha negado estar "desobedeciendo" y ha evitado pronosticar si será detenido antes del día del referéndum. "El fiscal general del Estado creo que ha admitido esa posibilidad. No me gustaría, pero si tiene que pasar vamos a hacer frente a cualquier situación, pero no creo que sea una buena idea", ha afirmado.

El presidente de la Generalitat ha defendido la convocatoria del referéndum de autodeterminación porque "el deseo de votar es insobornable" y ha asegurado que tiene las garantías necesarias, aunque lamenta la ausencia de pacto con el Gobierno de Mariano Rajoy. "Lo idóneo es que fuera acordado con el Estado español", ha señalado.

En ese sentido, aunque descarta que el Ejecutivo de Rajoy lance una propuesta alternativa en los días previos al 1 de octubre, no rechazaría la posibilidad de retrasar el referéndum si desde Moncloa se ofreciera un pacto para que los catalanes puedan votar. "Si hay voluntad de convocar un referéndum, la fecha no debe ser un problema", según Puigdemont. RAJOY DICE "NO A TODO"

La ausencia de diálogo tiene, según Puigdemont, a Rajoy como responsable. "Me dijo a la cara que no quería ni hablar del tema", ha asegurado, acusando a Rajoy de estar anulándose como "interlocutor en el sistema político español" por su actitud ante el referéndum catalán.

Puigdemont también ha responsabilizado al Gobierno del Partido Popular de utilizar las instituciones del Estado para "arruinar la vida" de políticos independentistas, y ha calificado las detenciones de esta semana como algo "vergonzoso e impropio de un estado democrático".

Además, el presidente del Govern ha vuelto a afirmar que la autonomía de Cataluña se encuentra "intervenida" tras los acontecimientos de los últimos días, y ha denunciado que Rajoy lo ha hecho "al margen de la ley", "por la puerta de atrás" y "sin dar la cara" con medidas de "estado de excepción".

En su crítica al Partido Popular, el presidente catalán ha señalado el pacto de la antigua Convergencia con el PP en 1996 que permitió la investidura de José María Aznar como presidente del Gobierno como el origen de la situación actual en Cataluña.

"Hicimos mal pactando con el PP, y en su momento me posicioné en contra porque pactábamos con un partido que había puesto la semilla de la confrontación entre territorios", ha explicado. EL ESCENARIO TRAS EL 1-O

Puigdemont ha reiterado durante la entrevista que el 1 de octubre se celebrará el referéndum de autodeterminación, y ha precisado que el Govern y el Parlament de Cataluña "aplicarán" el resultado que reflejen las urnas.

Sin embargo, aunque ha asegurado que "no se le ha pasado por la cabeza" convocar elecciones anticipadas, no ha precisado cómo se declararía la independencia de Cataluña si se impone el 'sí'. Tampoco ha descartado una declaración unilateral si no se pudiera celebrar el referéndum: "No está encima de la mesa, pero seguramente alguien lo propondría".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios