El Rey preside de pie su primer acto público tras las operaciones de cadera

  • Miles de ciudadanos apoyan al monarca, que portaba una muleta, con aplausos en el acto central del Día de las Fuerzas Armadas celebrado en Valladolid.

Comentarios 18

El Rey de España ha presidido en Valladolid el acto central del Día de las Fuerzas Armadas, en su primera comparecencia en público fuera del Palacio de la Zarzuela, y ha permanecido de pie en todo momento tras ser operado de la cadera en dos ocasiones el pasado mes de abril. Juan Carlos I, acompañado de la reina Sofía y de los príncipes de Asturias, ha permanecido de pie en la tribuna instalada en la Plaza Mayor de Valladolid durante los cerca de cincuenta minutos que ha durado el acto.

Aunque no ha realizado la revista de tropas ni ha bajado de la tribuna durante los homenajes a la bandera y a los caídos, al final del acto ha abandonado la tribuna, apoyado en una muleta, para saludar a familiares de miembros del Ejército muertos en acto de servicio.

El jefe del Estado ha recibido en varias ocasiones los aplausos del público, que llenaba la plaza y ha gritado varias veces vivas al rey, a España o al Ejército. Miles de personas han abarrotado la Plaza Mayor de Valladolid y el recorrido de las tropas que han participado en el acto, marcado este año por la austeridad y por la vistosidad que han aportado los uniformes de época con motivo del bicentenario de la Constitución de Cádiz.

El recorrido se ha limitado a tan solo unos quinientos metros, entre la Academia de Caballería y la Plaza Mayor de Valladolid, y solo han participado unas pocas unidades del Ejército y de la Guardia Civil a pie y a caballo, pero sin unidades motorizadas ni tanques o carros de combate. El presupuesto del Día de las Fuerzas Armadas de 2012 ha sido de unos 200.000 euros, un 85 por ciento menos respecto a los 1,3 millones del año pasado en Málaga.

Las unidades de los tres ejércitos y de la Guardia Civil que han participado destacan por la presencia actualmente de parte de sus efectivos en misiones de paz en Afganistán y el Líbano, o en la operación de lucha contra la piratería en el Indico. El acto ha comenzado al mediodía, con la llegada de los reyes y de los príncipes, que han sido recibidos por autoridades como el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, o los ministros de Defensa, Pedro Morenés, e Interior, Jorge Fernández Díaz.

Tras recibir honores y dar su permiso al jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el almirante Fernando García, el jefe de Estado y capital general de los tres ejércitos ha presidido el acto, en el que ha destacado el paso de unidades con banderas coronelas y uniformes de época de la Constitución de Cádiz, incluida la Guardia Real a caballo. A continuación, dos paracaídas han aterrizado en la plaza, uno de ellos con una gran bandera de España, que seguidamente ha sido izada, antes del homenaje a los caídos, en el que han participado familiares de militares fallecidos en acto de servicio.

El acto lo ha cerrado el paso de la Patrulla Aguila, cuyos siete aviones han dejado una estela con los colores de la bandera de España, antes de los reyes y los príncipes abandonaran la plaza tras saludar a los familiares de los caídos por España.

A continuación, se han dirigido al Palacio Real de Valladolid, donde se ha servido un cóctel, en el que se ha brindado por España. El Rey Juan Carlos emprenderá este domingo un viaje oficial por Brasil y Chile.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios