Rubalcaba afirma que está "en los últimos metros" de su carrera política

  • El número dos del Gobierno y virtual candidato a una posible sucesión de Rodríguez Zapatero admite que "hace tiempo" que se plantea la salida · El PP le emplaza a "abandonar inmediatamente su cargo"

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, reconoció ayer que "hace tiempo" que piensa en su retirada de la política y que sabe que está "recorriendo los últimos metros".

Así lo aseguró Rubalcaba en una entrevista en RNE, en la que negó que "sea eterno", puesto que en la política "se desgasta uno y pasa como en el fútbol, que no son los años que tienes sino los que llevas". "Yo llevo muchos", subrayó el vicepresidente primero, quien afirmó que los políticos son como cualquier persona, que se cansan, se aburren y a veces se sienten frustrados y sienten que no pueden dar más de sí.

En este sentido, resaltó que sabe "que está recorriendo los últimos metros" y que, por eso, se siente más libre al no tener ya una carrera por construirse y si acaso tiene la preocupación "de cómo te vas". "Llevo pensando en la salida hace tiempo, es más, si por mí hubiera sido no estaríamos aquí sentados", aseveró Rubalcaba durante la entrevista. El número dos del Gobierno dijo estar "empate" con el PSOE, ya que le está muy agradecido pero al mismo tiempo el partido le debe agradecimiento porque ha dado la vida por él y por los ciudadanos.

Al hilo de estas declaraciones, el diputado del PP en el Congreso Ignacio Gil Lázaro invitó a Rubalcaba a "abandonar inmediatamente su cargo". "Si el señor Rubalcaba está viviendo ese estado personal de desencanto, ilusión y sacrificio por atender a sus importantes responsabilidades ante el pueblo español lo mejor que podría hacer, con un mínimo de decencia política personal, es abandonar inmediatamente y dejar paso a quienes puede acreditar ilusión y compromiso por tratar de resolver los problemas de los españoles", recalcó el diputado popular en declaraciones a esRadio.

Gil Lázaro, que se encarga habitualmente de interrogar a Rubalcaba en el Pleno del Congreso sobre el supuesto chivatazo a la red de extorsión de ETA durante la última tregua de la banda, considera que la actitud de Rubalcaba "es la mejor acreditación del sentido exacto de lo que dicen las encuestas" y se refirió, en concreto, al sondeo publicado por el diario La Razón, que otorga la mayoría absoluta al PP. "Cuando quien acumula todo el poder en este Gobierno hace esa manifestación es la mejor demostración que este Ejecutivo tiene cuanto antes que ser licenciado en las urnas a través de la decisión soberana del pueblo español", subrayó Gil Lázaro.

Rubalcaba reivindicó en marzo de 2008 su derecho a dejar la política. Su desgana a seguir al frente de Interior tuvo como causa un problema familiar, que se añadió al cambio de contenido de su cartera en la nueva etapa. El ministro gestionó, junto con el presidente del Gobierno, los dos temas más conflictivos de la pasada legislatura: la negociación del Estatuto de autonomía de Cataluña, como portavoz parlamentario, y el proceso de fin dialogado del terrorismo, como titular de Interior.

Un proceso el de la recta final de la organización terrorista para el que Zapatero le ha cubierto de galones al nombrar vicepresidente primero, dándole un mayor protagonismo político.

Rubalcaba es uno de los grandes favoritos para la sucesión de Rodríguez Zapatero como candidato del PSOE en las elecciones generales de 2012 caso de que el presidente del Gobierno no opte a la reelección, extremo que sigue siendo una incógnita. Todo apunta a que las dudas se despejarán en mayo de 2011, con los resultados de las elecciones municipales y autonómicas en mano, cuando pueda constatarse si se consuma la debacle socialista que anuncian todos los pronósticos.

En todo caso, Rubalcaba ha sido el gran revulsivo de la remodelación del Gobierno del 20 de octubre y sus dotes comunicativas resultan fundamentales para que el Ejecutivo recobre algo del terreno perdido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios