San Gil afirma en sus memorias que "en el PP no hay un líder claro"

  • La ex presidenta del PP vasco acusa a compañeros de partido de atacarla con el cáncer que padeció.

La ex presidenta de los populares vascos María San Gil asegura en sus memorias (En la mitad de mi vida, editorial Planeta) que antes de renunciar al cargo llegó a sentirse "una apestada" en su propio partido, y que Mariano Rajoy no es "un líder claro".

La ex dirigente del PP vasco lamenta, además, que en el periodo que transcurre entre su renuncia y el congreso de los populares vascos de julio de 2008 algunos de sus colegas de partido en Euskadi, a quienes no cita por sus nombres, "utilizaran" el cáncer que padeció tiempo atrás para intentar justificar su posición. "Me dolió especialmente que utilizaran el cáncer que había tenido un año antes para justificar mi actitud. Llegaron a decir que las pastillas que estaba tomando me habían afectado intelectualmente. ¡¡Como mezquindad no tiene precio!!", escribe San Gil, que dedica el libro al ex jefe del Gobierno José María Aznar, a Jaime Mayor Oreja y a Gregorio Ordóñez -asesinado por ETA- por ser sus "referentes políticos", así como a sus hijos, a su marido, a su madre y a las víctimas del terrorismo.

El líder del PP, Mariano Rajoy, no sale bien parado. San Gil señala que no es "un líder claro", que perdió la confianza y la admiración que le profesaba y que desde su última entrevista, en Madrid en mayo de ese año, no han vuelto a dirigirse la palabra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios