Sastre se felicita del "insólito resplandor democrático" del TC

  • El cabeza de lista de Iniciativa Internacionalista, feliz porque el tribunal lleve a la UE "ideas revolucionarias", no participará en la campaña por su "delicado" estado de salud.

Comentarios 12

Dos días después de que el Tribunal Constitucional permitiera la inclusión de la candidatura de Iniciativa Internacionalista-Solidaridad entre los Pueblos (II-SP) en las elecciones europeas del próximo 7 de junio, el cabeza de lista por esa formación, el dramaturgo Alfonso Sastre, ha aprovechado un artículo publicado en el diario Gara para manifestar su satisfacción por el "insólito resplandor democrático" que a llevado al TC a tomar esa decisión, y permitir, así, que lleguen al Parlamento europeo "ideas revolucionarias".  

Alfonso Sastre ha querido hacer pública su reacción ante la decisión del TC de legalizar Iniciativa Internacionalista para que puedan presentarse a los comicios europeos, y lo ha hecho a través de un artículo publicado en el diario Gara. En él, no sólo se felicita de la decisión del Tribunal, sino que además, anuncia su "delicado" estado de salud, que le impedirá participar en los diferentes actos de campaña previstos hasta que tengan lugar las elecciones.

En el artículo, titulado El despertar de una esperanza, Sastre también ha querido transmitir que se encuentra "contento porque hemos llegado a un buen puerto" después de que el TC revocara la anulación de la candidatura dictada por el Tribunal Supremo. "Se ha reconocido en tan alta instancia -el TC- nuestro derecho a tener opiniones diferentes y aún opuestas al pensamiento oficial, y me congratulo de haber estado con mis compañeros en las difíciles jornadas de nuestra batalla", agrega.

En este sentido, el dramaturgo quiso hacer referencia a los "queridos amigos" que "nos han acompañado y acompañan en lo que hemos, más bien habéis, hecho y conseguido". Por eso,  mencionó a Doris Benegas, Ángeles Maestro, Alicia Hermida, Jaime Losada y Carlo Frabetti, de quienes dijo eran "compañeros" o "camaradas", y agregó que él y ellos son "gente que se quiere y que, muchas veces, además se admira mutuamente".

La elección del título del artículo no ha sido arbitraria. Sastre ha querido referirse a la "solidaridad" con la que ha contado su formación en estas semanas de incertidumbre, y a la "gran calidad de los testimonios de esa solidaridad, cristalizada en numerosos artículos, mensajes colectivos y cartas" con un "alto nivel intelectual" de sus firmantes. Según explica, "¡Un nuevo mundo es posible!, es, pues, un grito que no parte de unos cuantos iluminados utópicos a la vieja usanza decimonónica sino, a estas alturas, de personas estudiosas y sensibles que viven en todo el mundo, o, al menos, en muchas partes del mundo. Forman parte de este fenómeno los muchos centenares de firmantes del escrito elaborado en Venezuela por el Movimiento en Defensa de la Humanidad, en solidaridad con nuestra candidatura cuando estaba anulada y que firmaron en seguida muchas personas en América y en Europa", añade.

En cuanto a los posibles resultados que arrojarán las urnas el próximo 7 de junio, Sastre asegura que si logran "obtener un lugar en Europa, quien o quienes obtengan ese lugar, harán de él un altavoz de los condenados de la tierra", así como "de los planteamientos propios de los pueblos frente a los de los mercaderes que todavía -¿y hasta cuándo será?- enseñorean aquellos lugares en los que se reúnen, hoy por hoy, portadores de los grandes intereses económicos dominantes en el mundo". "Por el triunfo de nuestra candidatura, si se confirma el día 7 de junio en las urnas, será posible la presencia en Europa de ideas revolucionarias, hoy por hoy utópicas (por imposibilitadas, no por imposibles), y la resonancia en Estrasburgo de la voz de los sin voz", remarca. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios