Suárez ya tiene su museo

  • La figura del ex presidente del Gobierno es el hilo conductor del centro inaugurado en Cebreros en homenaje a los artífices de la Transición

Un busto de Adolfo Suárez recibe al visitante en la entrada de la Iglesia Vieja de Cebreros (Ávila), su localidad natal, cuyas puertas se abrieron ayer como museo que rinde homenaje a quien fuera presidente del Gobierno entre 1976 y 1981 y a la etapa histórica que protagonizó.

Tras dos años de trabajos, el Museo Adolfo Suárez y la Transición pretende convertirse en un referente nacional de este periodo de la reciente historia de España, así como en un reconocimiento "no sólo de Cebreros, sino de España, al momento político de la Transición y a las figuras de Suárez y el Rey". Así lo explicó a Efe el alcalde de esta localidad abulense de 3.500 habitantes, próxima a la Comunidad de Madrid, Ángel Luis Alonso, minutos después de que este proyecto iniciara su andadura de manera oficial.

La iniciativa contó con una inversión de 2,3 millones de euros, de los cuales la Diputación abulense ha aportado 800.000 euros y Junta de Castilla y León, la Fundación Asocio y el consistorio cebrereño, 500.000 euros cada uno.

Aunque los 700 metros cuadrados de espacio expositivo en el interior del edificio ofrecen un recorrido que dura aproximadamente una hora y media, la visita comienza realmente en el exterior. Allí pueden verse, junto a varios olivos, los bustos de los siete parlamentarios padres de la Constitución, realizados por el escultor Santiago de Santiago.

Este centro para la conservación, estudio y difusión de un momento clave en la historia más reciente de España está dirigido para todo tipo de público. Entre las curiosidades, figuran cabinas en cuyo interior se escuchan canciones emblemáticas de la Transición como Libertad sin ira, de Jarcha, o Habla pueblo, habla, de Vino Tinto, así como un Seat 600, "símbolo del desarrollismo", apuntó el alcalde. Además, los vídeos repasan momentos clave como el golpe de Estado del 23 de febrero, las tomas de posesión de Adolfo Suárez, el entierro de Franco o la proclamación del Rey, entre otros. Igualmente, se repasa la evolución de las urnas y las cabinas de votaciones, un mapa que recuerda la transformación de la España autonómica y una vitrina en la que pueden verse algunas reproducciones de las condecoraciones recibidas por Suárez, entre las que figura el Toisón de Oro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios