La UE dice que la investigación del accidente del Alvia no fue independiente

El informe de la Agencia Ferroviaria Europea, encargado por la Comisión Europea, sobre el accidente de tren de Angrois, en el que fallecieron 80 personas y hubo más de un centenar de heridos en 2013, concluye que la investigación realizada en España por la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) no fue independiente y que en ella no se abordaron "elementos clave".

El informe sobre el accidente fue hecho público ayer en una reunión con representantes de las víctimas y con el BNG. En este documento, se relatan a lo largo de diferentes puntos "las debilidades" que la Agencia Ferroviaria Europea identifica en la actuación de la CIAF, dependiente del Ministerio de Fomento, en cuestiones como la falta de multitud de análisis sobre la línea, seguridad y el razonamiento de ciertas decisiones tomadas.

En otras cuestiones, se indica que Renfe y Adif son parte del equipo de investigación, lo que provoca "un conflicto de intereses". También pone en duda la neutralidad de Ineco, empresa encargada de revisar la seguridad de la línea. "La composición del equipo de investigación de la CIAF no aseguró la independencia de la investigación", desautoriza en su escrito de 16 páginas el organismo europeo.

Además reprocha que se centre únicamente en la causa directa del siniestro, "un error humano", pero no ahonde en las "causas fundamentales y subyacentes" del accidente relacionados con la línea y el propio tren que pudieron influir. Por todo ello, el organismo europeo aboga por abrir una nueva investigación en la que se garanticen estas cuestiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios