UPN pide espacios de consenso "que están sin explorar" para no acabar "igual o peor que otros"

  • Zapatero insiste en señalar el proceso de diálogo como una "palanca" para acelerar el final de ETA.

El diputado de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Carlos Salvador, ha reclamado este miércoles la búsqueda de espacios de consenso, colaboración y unidad que están aún "sin explorar" para poder abordar las reformas que están todavía pendientes, ya que ha advertido de que si no se acepta la "gravedad" de la situación el país puede terminar "igual que otros han terminado o peor".

Durante su intervención en el Debate sobre el Estado de la Nación, Salvador ha asegurado que la "frustración" que manifiestan los ciudadanos en la calle "tiene mucho que ver" con la ausencia de grandes pactos como los anteriores al año 1978 con la firma de la Constitución y, también, con que no exista "un modelo de país claro por el que luchar y creer".

"Navegamos sin rumbo histórico, no sabemos si quiera qué país queremos ser", ha lamentado antes de continuar repasando las "debilidades" de España y censurando que el Gobierno sea "rehén" de partidos que "reclaman la independencia de España allí donde gobiernan y evitan defender aquello que nos une".

Salvador ha recordado a Zapatero sus palabras señalando a la nación como un concepto "discutido y discutible" y le ha reprochado haberse sentado a negociar con ETA en la primera legislatura. "El balance que hago de la nación es que está mal, y lo digo con amarga tristeza", ha asumido el diputado de UPN.

En este contexto, ha realizado un repaso de la situación económica y ha acusado al Gobierno de aplicar políticas de gasto durante su primer periodo en La Moncloa en una "pedagogía progresista" por la que ahora nadie entiende que deba renunciar a cosas a las  que les dijeron que tenían derecho.

"Se equivocó buscando soluciones fáciles a problemas difíciles", ha reprochado al presidente del Gobierno señalando como su "principal equivocación" no haber contribuido para "consolidar un proyecto común para España".

"Si no aceptamos la gravedad de la situación podemos terminar como otros han terminado o peor. No debemos actuar con ánimo destructivo. Necesitamos espacios de consenso, colaboración y unidad que están sin explorar y un modelo de país al que querer, que resuelva los problemas reales de los ciudadanos y por el que estemos dispuestos a hacer los sacrificios que tenemos que hacer".

En su réplica, Zapatero ha pedido al diputado de UPN que "no tire piedras sobre nuestro propio tejado" y, aunque ha reconocido que en él puede resultar "sospechoso", le ha reclamado algo más de "optimismo" respecto a las posibilidades del país.

En este punto, ha repasado la historia de España y algunos de sus momentos más difíciles en los que se dijo que la situación y la convivencia eran insostenibles y ha subrayado que España "es un gran proyecto en el que podemos confiar más allá de la grave crisis con graves efectos sociales".

"ETA sólo quiere Navarra"

Durante el debate ha surgido también la situación de ETA y el proceso de negociación emprendido por el Gobierno durante la pasada legislatura, momento en el que Zapatero ha recordado que se llegó a acusar al Gobierno de entregar a la banda "Navarra y prácticamente todo". "Curiosamente pasa el tiempo, se demuestra que no se decía la verdad y que lo que está sucediendo es que este Gobierno ha llevado a ETA a su posición más débil de toda la historia", ha enfatizado.

Zapatero ha defendido también el diálogo con ETA y lo ha señalado como una "palanca" para acelerar el final de la organización terrorista. "Estoy plenamente convencido de que así se verá y se reconocerá", ha sostenido antes de explicar que el primer punto para lograr el final del terrorismo ha sido la unidad de los demócratas, el segundo la eficacia policial y el tercero el proceso de paz.

Salvador ha rechazado estas palabras y ha sostenido que durante el diálogo con la banda se habló de Navarra, algo que "está escrito". "Porque ETA sólo quiere Navarra, es su razón de ser para romper España. Primero Navarra y luego la independencia", ha advertido.

Pese a este desencuentro, ambos han destacado la importancia del pacto alcanzado en la comunidad foral entre UPN y los socialistas. "Hay que poner en valor la valentía política en la búsqueda de un espacio de colaboración nunca antes explorado por encima de las evidentes diferencias ideológicas --ha reconocido--. Si nos dejáramos llevar por impulsos más primarios estaríamos faltando a nuestra responsabilidad y ayudando a Bildu a instalar su 'gulag' soviético como va a hacer en Guipúzcoa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios