Zapatero estrena la T-1 de Barcelona con un balón del Barça

  • El presidente del Gobierno presidió la inauguración de la nueva terminal del Aeropuerto de El Prat.

Comentarios 17

Una pelota con los colores del Barça ha sido lo primero que ha recibido José Luis Rodríguez Zapatero al entrar en la nueva terminal del Aeropuerto de Barcelona, T-1, donde ha presidido un acto de inauguración en el que sólo ha fallado el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez.

La inauguración de la T-1 ha concentrado a la clase política y empresarial de Cataluña en un acto de alto relieve protocolario para escenificar la puesta en marcha -mañana a las seis de la mañana- de la mayor infraestructura del Gobierno en Cataluña en las últimas décadas y, también, la apuesta de Zapatero por esta comunidad.

Todo estaba previsto al más mínimo detalle y Zapatero ha entrado en la nueva T-1 acompañado del presidente catalán, José Montilla, del ministro de Fomento, José Blanco, y del director del Aeropuerto de Barcelona, Fernando Echegaray.

Nada más pisar los luminosos y encerados pasillos de la nueva terminal, una empleada de una de las tiendas de la T-1 se ha dirigido a Zapatero para regalarle un balón de fútbol con los colores del equipo del 'triplete' (Copa del Rey, Liga y Champions), a lo que el propio presidente del Gobierno se ha referido, agradecido, al inicio de su discurso ante las autoridades.

Un comentario que Florentino Pérez, presidente también de ACS, la constructora de la nueva terminal, diseñada por Ricardo Bofill, no ha podido escuchar puesto que no ha acudido a la cita, y eso pese a que una de las sillas preferentes estaba reservada a su nombre. Tampoco ha podido escuchar las palabras de Zapatero el presidente del Barça, Joan Laporta, de gira por EEUU para mantener su compromiso con Unicef.

En la sala VIP, y antes de los discursos, Zapatero ha mantenido un saludo cordial con el vicepresidente catalán, el republicano Josep Lluís Carod-Rovira, al que, según fuentes presentes, le ha dicho: "No se te ve por Madrid". Carod le ha contestado, a modo de broma: "Es que no dais nada en Madrid", una alusión a la nueva financiación a la que Zapatero le ha comentado que el pacto será "pronto, pronto". Tan pronto que, en una conversación informal con periodistas, el presidente del Gobierno ha dado un plazo para el acuerdo de una o dos semanas, es decir, a final de mes.

Zapatero ha podido saludar a 'viejos amigos' del Estatut como el presidente de CiU, Artur Mas, con el que ha mantenido una breve y distendida conversación en el aperitivo de autoridades para celebrar la puesta en marcha de la T-1. Mas, al que las promesas de financiación de Zapatero le suenan a más de lo mismo, no ha querido irse del acto sin despedirse del presidente con el que pactó el Estatut una noche en La Moncloa.

Los políticos catalanes han querido resaltar que era un día de celebración para Cataluña y han querido dejar de lado, en las declaraciones públicas, la pugna por la paternidad de la T-1. Sin embargo, en los corrillos 'multicolor' que se han podido ver se podían escuchar comentarios como los del ex conseller de CiU Felip Puig ("Nosotros pusimos la primera piedra") o del presidente del grupo del PP en el Parlament, Daniel Sirera, quien ha comentado a Puig: "Esto lo ha pagado (José María) Aznar". El más conciliador era el líder de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Trias, que admitía que lo más importante era cortar la cinta e inaugurar la terminal, al tiempo que discutía con los socialistas Joan Ferran y Carme Figueras sobre lo positivo y negativo que hubo en el Pacto del Majestic entre PP y CiU.

Pese a la ausencia del presidente del Real Madrid y de la empresa ACS, la inauguración ha contado con una nutrida representación de la clase económica y empresarial. Entre los invitados estaban el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales; el dueño del grupo Marsans, Gonzalo Pascual; el director general de Aena, Javier Marín; el presidente de la Cámara de Comercio, Miquel Valls; o el presidente de Abertis y del Círculo de Economía, Salvador Alemany. También estaban los presidentes del Consejo Superior de Cámaras de Comercio y de Aldeasa, Javier Gómez Navarro, del Banc de Sabadell, Josep Oliu; de Vueling, Josep Piqué; de Spanair, Ferran Soriano; del RACC, Josep Mateu; o de Pimec, Josep González.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios