Los 'abertzales' llaman a crear "una iniciativa independentista abierta y plural"

  • Usabiaga dice que se ha iniciado "el circo electoral del PSE" con reformas estatutarias "adornadas por un supuesto derecho a consulta".

Comentarios 1

El representante de la izquierda abertzale y ex secretario general de LAB, Rafa Díez Usabiaga, realizó hoy un llamamiento a crear "una iniciativa independentista abierta y plural", para "desplazar" en el espacio nacionalista al "modelo del PNV que acaba siempre siendo mero instrumento del Estado y de intereses económicos y clasistas". 

En declaraciones a Herri Irratia-Loyola Media, Díez Usabiaga afirmó que se ha iniciado "el circo electoral del PSE-EE con recetas de reformas estatutarias adornadas con un supuesto derecho a consulta como sucedáneo del derecho a decidir", mientras que el PNV se mueve "en una especie de columpio político", situándose "tan pronto abanderado del derecho a decidir, poniendo a Ibarretxe como protagonista", como defendiendo "dosis de transversalismo y pactismo al mejor estilo de Josu Jon Imaz". 

Asimismo, recordó que EA "ha decidido rechazar la coalición con el PNV y apostar por una referencia soberanista, independentista y socialdemócrata". "Sin analizar las muchas contradicciones y evidente falta de praxis en torno a esas referencias en los años de Gobierno con el PNV, me parece importante el interés de consolidar ese polo soberanista, independentista", dijo. 

No obstante, precisó que "ese movimiento tiene que ir mas allá del tacticismo y la aritmética electoral", y apostó por "ir madurando y articulando un espacio soberanista-independentista, una articulación que debe permitir una acumulación y activación de fuerzas en lo táctico y en lo estratégico".  

Según indicó, "la izquierda abertzale, desde su legitimidad histórica y aportación al agotamiento del marco autonómico vigente, tiene voluntad de ser parte determinante de una iniciativa independentista abierta, plural, pero, a su vez, con una definición clara de las propuestas tácticas en modelo institucional y social en el marco de una estrategia nacional".   

"Necesitamos, en definitiva, dimensionar un gran espacio social, sindical y político que abra las puertas a una nueva Euskal Herria desde la superación urgente de un marco constitucional que nos ahoga en todas las dimensiones", subrayó. 

A su juicio, "esta posibilidad provocaría una incentivación y expectativas en un sector social que contempla con escepticismo el bloqueo global y las hipotecas y condicionamientos con los cuales el PNV lastra al conjunto del movimiento abertzale".    

"Hay condiciones y masa crítica para poner al independentismo como eje central del país, desplazando en el espacio abertzale a un modelo -PNV- que acaba siempre siendo mero instrumento del Estado y de intereses económicos y clasistas", subrayó.  

Tras recordar que las elecciones autonómicas "empiezan a monopolizar la actualidad con actos, mensajes y un marketing electoral que la ciudadanía vasca observa con cada día mas distancia ante un panorama político que percibe bloqueado en sus parámetros más estructurales".  

"Nos acercamos a otro test electoral con la sensación del que vuelve a repetir un examen, sin alicientes o valores añadidos que sacudan una realidad vasca anclada en la negativa del Estado a poner bases sólidas y democráticas a un nuevo ciclo político", añadió. 

A su juicio, "el Estado español sigue amordazando la voluntad de los vascos en la cárcel constitucional, sigue manteniendo tesis e instrumentos impositivos negando nuestra realidad nacional y derecho a decidir". "PENOSO TRANSITO POLITICO" 

"En definitiva, tras el agotamiento del marco autonómico, tras 30 años de Constituciones y Estatutos que no han asimilado a este pueblo en la 'España una, grande y libre' que, con tanto ahínco defiende el PSOE, a Euskal Herria se le está condenando a un largo y penoso tránsito político hacia una auténtica normalización democrática", manifestó. 

En su opinión, "es evidente que estamos en la antesala de un nuevo ciclo político", pero, "en ese pulso, las fichas se mueven con lentitud dando la sensación de estar en una dialéctica sin variables novedosas mientras perdura la confrontación y el sufrimiento en todas sus dimensiones". 

Por ello, cree que "en este ya iniciado circo electoral" el PSE se presenta "con recetas de reformas estatutarias adornadas con un supuesto derecho a consulta como sucedáneo del derecho a decidir" como "una oferta dirigida al PNV para un pacto de gestión conjunta en aras, dicen, a la estabilidad y transversalidad social". A su entender, esta propuesta "combina con estética vasquista para introducirse en determinados caladeros sociológicos".  

"El PNV viene de una especie de columpio político. Tan pronto se sitúa como abanderado del derecho a decidir, poniendo a Ibarretxe como protagonista, como nos ofrece dosis de transversalismo y pactismo al mejor estilo de Josu Ion Imaz. El ultimo acuerdo presupuestario, negociado de forma vergonzosa sobre una competencia parcial (I+D), que debía haber estado transferida hace más de 20 años o el pacto con CCOO en la fusión de la BBK-Kutxa, marginando a ELA y LAB, son fiel reflejo de la apuesta futura del PNV", aseveró. 

Para Rafa Díez Usabiaga, la formación nacionalista "se decanta con mucha claridad, sin complejos", por un "transversalismo con los partidos y sindicatos estatales y no con las organizaciones abertzales".  

"Este es el PNV que se nos presenta a las elecciones, aunque su cartel electoral sea un Ibarretxe desgastado en su propia casa y debilitado en credibilidad con espectáculos tan pobres como los del 25 de octubre", en referencia al acto en favor de la consulta que había sido prohibida por el Tribunal Constitucional. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios