El acuerdo PSOE-PP para renovar el TC no recibe el apoyo de los partidos catalanes

  • La Comisión deja fuera a los candidatos catalanes, aprueba a Luis Ortega, Adela Asúa y Francisco José Hernando y da un plazo al PP para el cuarto nombre.

Comentarios 9

PSOE y PP han presentado en la Comisión de Nombramientos del Senado un acuerdo que incluye a Luis Ignacio Ortega, Adela Asúa y Francisco José Hernando como candidatos a magistrados del Tribunal Constitucional, una terna que no ha logrado el apoyo de los partidos catalanes al dejar fuera a los dos candidatos propuestos por el Parlamento de Cataluña.

Después de casi tres años, socialistas y populares han cerrado el acuerdo que desbloquea la renovación de los cuatro magistrados del Tribunal Constitucional cuyo mandato caducó en diciembre de 2007 y han presentado una propuesta conjunta de tres nombres ante la Comisión de Nombramientos.

La propuesta no ha logrado sin embargo recabar el voto favorable de los partidos catalanes -CiU ha votado en contra mientras que Entesa Catalana del Progrés se ha abstenido-, en señal de protesta por la decisión de no elegir a los candidatos del Parlamento catalán. Pese a ello, la terna ha salido adelante con el apoyo de PSOE, PP, PNV y Grupo Mixto y ahora queda a la espera de sumar un cuarto nombre para poder ser elevada al Pleno de la Cámara y obtener la mayoría de tres quintos requerida que obliga al acuerdo entre socialistas y populares.

Para este nuevo nombre, el presidente del Senado, Javier Rojo, ha dado de plazo a los grupos parlamentarios hasta el viernes a mediodía para que registren sus propuestas más allá de los candidatos llegados desde las comunidades autónomas. El portavoz popular, Pío García-Escudero, ha adelantado que no agotará el plazo y antes del viernes su grupo parlamentario registrará su propuesta para designar a Francisco Pérez de los Cobos, un nombre que deberá ser revisado por la Mesa de la Cámara en su reunión del próximo martes para iniciar todos los trámites requeridos antes de su votación final.

Javier Rojo ha querido trasladar su "reconocimiento" a todos los candidatos elegidos por las comunidades autónomas, que presentaron propuestas "responsables y medidas", y ha reconocido su "capacidad" para formar parte del Tribunal Constitucional, más allá de la decisión final. "La complejidad de la situación a nadie se le escapa, pero es de justicia reconocer el papel de las comunidades autónomas y los candidatos", ha subrayado tras celebrar que el Senado ha abierto "un camino distinto" para la designación de miembros del alto tribunal.

El acuerdo alcanzado incluye por parte del PP al ex presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo Francisco José Hernando y, a propuesta de los socialistas, a la catedrática Adela Asúa (propuesta por el Parlamento vasco) y a Luis Ignacio Ortega (por parte del Parlamento de Castilla-La Mancha).

Un magistrado catalán

La decisión de no incluir ningún nombre del Parlamento catalán, pese al acuerdo alcanzado allí entre todos los grupos políticos, ha provocado el enfado de CiU y su voto en contra. Su portavoz, Jordi Vilajoana, ha lamentado esta situación y ha recordado que históricamente el Tribunal Constitucional ha contado con un miembro catalán. En este punto, ha desvelado que existen conversaciones con el Gobierno de la Generalitat para poder incluir a uno de sus candidatos en la renovación que debe poner en marcha próximamente el Congreso. "Pero hasta que el proceso no termine, no se puede dar nada por seguro", ha advertido.

El mismo argumento ha provocado la abstención de Entesa Catalana del Progrés. Sin embargo, su portavoz, Carles Bonet, ha recordado la composición del grupo parlamentario -PSC, ERC e IU-ICV- y ha explicado que en el Pleno cada senador decidirá libremente su voto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios