España

Los amigos de Zapatero

  • Angela Merkel y Gordon Brown se dirigen al presidente del Gobierno como "querido José" en sus invitaciones para la reunión de Berlín y la cumbre del G20 en Londres.

Comentarios 5

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha recibido las invitaciones oficiales para asistir a la reunión preparatoria en Berlín de los países europeos para el cumbre del G-20 de Londres de este domingo, así como a esta cita, por parte de la canciller alemana, Angela Merkel, y del primer ministro británico, Gordon Brown. Ambas misivas tienen fecha del 13 de febrero, pero no fueron difundidas hasta ahora por La Moncloa. En dichas cartas, tanto la canciller alemana como el primer ministro británico, se dirigen al presidente como "querido José".

En la primera misiva, Merkel se dirige a Zapatero como "querido José" y explica que el objetivo de la cita de este domingo en Berlín es "promover una posición común" de los países europeos de cara a la cita del 2 de abril. Para ello, invita tanto al presidente del Gobierno como al ministro de Economía, Pedro Solbes, a la reunión que se celebrará "entre las 11:00 y las 15:30 en la Cancillería Federal".

La cita de Berlín comenzará con una "sesión de trabajo conjunta con los ministros de Economía y directores de los bancos centrales a las 11:30" en la que, según Merkel, "deberían situarse en primer plano los avances alcanzados hasta la fecha en la aplicación de los acuerdos de (la cumbre del G-20 en) Washington y los próximos pasos necesarios".

"Quiero abordar con usted nuestros esfuerzos en orden a una reforma de los mercados financieros internacionales", señala la canciller, que considera asimismo que "deberíamos mantener un intercambio de pareceres sobre nuestras medidas y en materia económica" y "poner atención en evitar distorsiones de la competencia en los mercados internacionales".

Tras la sesión de trabajo y la tradicional foto de familia, tendrá lugar un almuerzo de trabajo a las 13:15 en el que la canciller sugiere que se examine "la sostenibilidad de la economía global". En su opinión, "necesitamos un orden económico mundial sólido a largo plazo, basado en los principios de la economía del mercado y que evite excesos que pongan en peligro el sistema".

Por este motivo, explica, "he propuesto una carta para una economía sostenible, que recoge principios y normas importantes con vistas a un marco ordenador global". Durante el almuerzo, añadió, también se discutirá de la Ronda de Doha, y a su término, concluyó, habrá una conferencia final de prensa, a la que, según la misiva, también está invitado a participar Zapatero.

Brown, por su parte, también se dirige al presidente del Gobierno como "querido José Luis" y le invita, no sólo a la reunión del 2 de abril, sino a la recepción previa que la reina Isabel II ofrecerá a todos los asistentes la noche del 1 de abril. En cuanto a la cumbre propiamente dicha, precisa, "habrá una sesión de trabajo por la mañana, un almuerzo de trabajo y una corta sesión de trabajo por la tarde".

El primer ministro británico explica que tras las "acciones fuertes y significativas para luchar contra los serios desafíos para la economía mundial y los mercados financieros" que se aprobaron en la cumbre de noviembre en Washington, en Londres "revisaremos la ejecución de los principios y las decisiones acordadas".

En particular, menciona "una mayor cooperación macroeconómica, para restaurar el crecimiento y proteger los empleos, evitar efectos colaterales negativos y apoyar las economías de los mercados emergentes y de los países en vías de desarrollo"; "reformar los mercados financieros" y "reformar las instituciones financieras internacionales".

Asimismo, considera que habrá que "revisar las acciones que los ministros de Comercio han tomado para la conclusión satisfactoria de la Agenda de Desarrollo de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC)". Brown propone igualmente que como ya ocurrió en Washington, a la cita de Londres asistan "el director del FMI, el presidente del Banco Mundial, el presidente del Foro de Estabilidad Financiera y el secretario general de la ONU".

La anécdota de la carta, en la que Brown promete a Zapatero que estará en contacto para "darte más detalles del programa en un futuro próximo", es la mención a la esposa de Zapatero, a la que el primer ministro británico llama "Sonsales". Según Brown, "no habrá un programa oficial para los cónyuges pero mi esposa Sarah estaría encantada de recibir a Sonsales, si viajara contigo". Brown se despide expresando su deseo de que Zapatero "pueda participar en este importante acontecimiento" y asegurando que "será un placer recibirte".

El G-20 está integrado por Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Rusia, Arabia Saudí, Sudáfrica, Corea del Sur, Turquía, Reino Unido y Estados Unidos, así como la Unión Europea, que está representada por la presidencia de turno del Consejo y el Banco Central Europeo. Así las cosas, a la reunión de Berlín están invitados todos los países europeos integrantes del G-20 así como los que estuvieron presentes en la cumbre de Washington, es decir, España y Países Bajos. A la cita de Londres están invitados todos los miembros y estos dos países más. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios