858 asesinatos en los últimos 50 años

  • Las Fuerzas de Seguridad y el Ejército son blancos predilectos de los etarras, que han matado a 21 menores

Comentarios 6

ETA (Euskadi Ta Askatasuna, Patria Vasca y Libertad, en su traducción del euskera) fue fundada el 31 de julio de 1959, durante la dictadura del general Francisco Franco (1939-1975), por parte de estudiantes nacionalistas de inspiración marxista-leninista que alegaban el "inmovilismo" del Partido Nacionalista Vasco ante el franquismo. La organización se creó para lograr la independencia de Euskal Herria, la gran nación vasca, que según ella abarca el País Vasco, Navarra, y el País Vasco francés.

Desde que en junio de 1960 asesinara a la niña Begoña Urroz, en la estación donostiarra de Amara, la banda tiene tras de sí cincuenta años de actividad asesina que se ha cobrado la vida de un total de 858 personas. Aunque en sus inicios, en los años sesenta, se definió como organización socialista revolucionaria, en ETA ha prevalecido el componente nacionalista e independentista y el uso sistemático de la violencia, a pesar de que ha decretado a lo largo de su historia cuatro treguas totales y otras cuatro parciales.

Más del 90% de las víctimas de ETA fueron asesinadas cuando el dictador Francisco Franco ya había muerto, en noviembre de 1975, tras lo cual se restableció la democracia en España.

La Policía y el Ejército han sido los principales blancos de la organización armada, que se ha servido de coches-bomba para perpetrar sus atentados y de asesinatos selectivos para acabar con sus víctimas, entre las que también hay civiles, sobre todo cargos políticos, jueces y empresarios. Entre sus víctimas también hay 21 menores de edad. Su acción más sangrienta la cometió en 1987 en Barcelona, donde mató a 21 personas en Hipercor en un atentado que fue atribuido por los terroristas a un error de coordinación logística.

ETA anunció una tregua en marzo de 2006 que interrumpió con el atentado del 30 de diciembre de 2006 en el aeropuerto de Barajas, en el que murieron dos ecuatorianos. La última víctima de ETA fue un agente francés que murió el 16 de marzo cerca de París durante un tiroteo entre miembros de la organización y la Policía de ese país. Y su última acción en España fue un atentado en Mallorca (Islas Baleares) en que un coche-bomba mató a dos guardias civiles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios