La 'kale borroka' vuelve con fuerza tras el alto el fuego de ETA

  • El Gobierno vasco afirma que el ataque en Vitoria es el episodio más grave de violencia callejera de los últimos meses

Un fallo en el mecanismo del artefacto casero colocado a las puertas de un organismo del Ayuntamiento de Vitoria evitó ayer mayores daños materiales que los registrados, en lo que Interior consideró el ataque más importante de violencia callejera de los últimos meses.

El sabotaje, que causó escasos desperfectos, tuvo lugar en la madrugada del jueves, cuando parte de un artefacto de fabricación casera explosionó ante el Centro Municipal de Empresas de Vitoria, ubicado en la calle Mendigorritxu del polígono industrial de Júndiz, en la capital alavesa.

La explosión dañó las cristaleras, la fachada y el suelo de la terraza de este edificio, que quedaron ennegrecidos.

El artefacto casero colocado estaba compuesto de una bombona de cámping-gas, que no llegó a explosionar, aerosoles, líquido inflamable y un cohete pirotécnico.

En el momento de producirse la explosión no había ninguna persona en el interior del edificio donde se ubica este centro municipal, destinado a alojar en despachos a empresas de reciente creación para que se consoliden, y a ofrecerles servicios de diagnóstico y asesoramiento.

La Ertzaintza tuvo conocimiento del ataque ya que, al estallar el artefacto, saltó la alarma de este centro y agentes de la Policía local de Vitoria acudieron al lugar para ver lo que ocurría.

El consejero de Interior del Gobierno Vasco, Rodolfo Ares, exigió a los radicales que condenen el atentado que reconoció como el "más importante" de los episodios de kale borroka de los últimos meses.

En su mayoría, los últimos ataques de violencia callejera en distintos puntos del País Vasco se han limitado a la quema de contenedores de residuos.

El consejero vasco insistió en que este ataque "ha sido el más importante de los llevados a cabo por los aprendices de terroristas en muchos meses", tanto por las características del artefacto como por la intención que tenían sus autores de provocar daños importantes en un objetivo muy seleccionado.

Tras recalcar que la Ertzaintza trabaja ya para localizar y detener a los autores de esta acción, el consejero manifestó que "un hecho tan grave como éste" exige la condena de los radicales abertzales que "dicen apostar por la política y sólo por la política".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios